A raíz de la denuncia penal realizada por el Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (RENATEA) se allanó el viernes el establecimiento rural “21 de Septiembre” de la firma “Explotaciones Agropecuarias El Rafa SRL”, propiedad de Sergio y Mauricio Segura, donde se detectaron trabajadores agrarios realizando sus tareas en la producción de papa en deplorables condiciones de trabajo, seguridad e higiene.

El procedimiento contó con representantes de la Fiscalía Federal de Tandil junto a la Policía Federal, Administradora Federal de Ingresos Publicos (AFIP), miembros del Programa Nacional de Rescate a Personas Damnificadas por el Delito de Trata (Ministerio de Justicia de la Nación) y profesionales de Centro de Referencia de Tandil (Ministerio de Desarrollo Social de la Nación); quienes pudieron comprobar las condiciones oportunamente denunciadas por el RENATEA, las cuales podrían encuadrarse bajo el delito de trata de personas con fines de explotación laboral.

Luego del allanamiento al establecimiento antes mencionado, los trabajadores acompañados por personal del Programa Nacional de Rescate a Personas Damnificadas por el Delito de Trata prestaron declaración en el Juzgado de Azul.

Los trabajadores serán alojados y asistidos por el Centro de Referencia de Tandil, para luego poder regresar a sus hogares en Santiago del Estero tal fuera su pedido ante los representantes del RENATEA. A su vez, el organismo les proveerá una prestación por desempleo extraordinaria dada la gravedad del caso



Siguiente Noticia El Defensor Rizzi pide la normalización del Consorcio Portuario

Noticia Anterior Tras persecusión y tiroteo detienen a delincuentes

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario