Un niño de 8 años que había perdido su mano al caer sobre las vías de un ferrocarril recuperó la extremidad tras ser operado con éxito en un hospital público de Mar del Plata.

El nene pasó más de seis horas con la extremidad amputada, pero luego de una compleja cirugía lograron reimplantársela en el hospital provincial Materno Infantil “Dr. Victorio Tetamanti”, informó la cartera sanitaria provincial.

El hecho se produjo el jueves 6 de marzo, cuando Carlos, de ocho años, se colgó del último vagón de un tren de carga que pasaba a pocos metros de la cancha de fútbol donde jugaba con sus amigos en Tandil. Tras resbalarse, cayó sobre las vías y la formación le arrolló la mano izquierda y le lastimó una pierna.

Frente a la gravedad de las heridas y ante la posibilidad de reimplante, fue derivado al hospital provincial Tetamanti, donde la herida fue evaluada por un equipo de traumatólogos y cirujanos plásticos y vasculares.

nene reimplante mano“La operación de reimplante corrió serios riesgos de no poder realizarse”, contaron los médicos, ya que el accidente ocurrió a las 14 y Carlos entró a quirófano a las 20, lapso muy prolongado que casi excede el límite posible de `isquemia` o tiempo en el que la falta de circulación impide que la sangre alcance los órganos y tejidos del miembro.

“Pese al tiempo transcurrido los médicos trabajaron con premura y nunca perdieron las esperanzas de realizar el reimplante. Esa actitud hizo que no tengamos más que palabras de orgullo por los cirujanos que tenemos en los hospitales públicos”, manifestó el ministro de Salud de la Provincia, Alejandro Collia.

La amputación fue a la altura del tercio medio del antebrazo, un poco más arriba de la muñeca, por lo que la cirugía implicó una minuciosa reconstrucción de la estructura ósea, tanto de la extremidad amputada como del hueso que quedó en el cuerpo.

En la operación, que duró alrededor de 5 horas, se removieron los tejidos sin vitalidad y se unieron los tendones, arterias y nervios, precisaron.

“En los próximos días el paciente deberá someterse a otra operación para terminar de definir la vitalidad de los tejidos y reconectar algunos músculos”, afirmaron.

La intervención estuvo a cargo de los cirujanos vasculares pediátricos Carlos José Vásquez y Pablo García Manzano, y de los traumatólogos Martín Faliesen y Juan Aceituno.



Siguiente Noticia Comienza jury a juez Hooft

Noticia Anterior Kimberley empató en el inicio de la segunda fase

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario