Como parte de la campaña “No al nuevo Código Penal”, una iniciativa que se opone a la reforma que posibilitará la reducción de las penas para los 20 delitos más graves de la actualidad, durante este fin de semana se establecieron más de cuatro mil puntos en los que militantes del Frente Renovador y vecinos en general, recibieron la adhesión de los bonaerenses que se oponen a que prospere el proyecto oficial.

En Mar del Plata, la campaña local ha sido iniciada a través del concejal Lucas Fiorini y se enmarca en la emprendida por el diputado nacional, Sergio Massa, para juntar cinco millones de firmas con miras a impedir que el proyecto tome estado parlamentario.

En tal sentido se habilitaron varias vías en todo el país, entre los que se encuentra el sitio web http://www.NoAlNuevoCodigoPenal.org, que recoge firmas digitalmente; y ahora la posibilidad de firmar personalmente en diversas localizaciones geográficas.

Los puntos elegidos en la ciudad de Mar del Plata fueron Luro e Independencia, San Martín y Córdoba y Diagonal Pueyrredon y Rivadavia, donde además de juntar firmas, se entregó folletería con los puntos más críticos del proyecto, entre los que se destaca que “se bajarían las penas de 146 delitos, se eliminará la reincidencia y el principio de peligrosidad, se establece que el 82% de los delitos será excarcelable, entre otras circunstancias que derivarán en que 17.000 delincuentes que hoy están presos puedan salir a la calle en un lapso corto de tiempo”.

La diputada provincial, Mónica López manifestó que “por el entusiasmo de la gente alcanzaremos rápidamente las cinco millones de firmas que nos hemos puesto como objetivo”.

En ese sentido, López afirmó que “resulta contradictorio que este Gobierno cuyo bastión son los Derechos Humanos, de marcha atrás con la aprobación de un nuevo código que permitiría a los torturadores dejarlos en libertad de manera anticipada“. Además, manifestó que “¿que pensarían las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, sabiendo que liberarían a los que torturaron e hicieron desaparecer a sus hijos?”

“De aplicarse el nuevo Código Penal, impulsado por el oficialismo, 17 mil reclusos del país podrían quedar en libertad. Además, el 82% de los delitos pasarían a ser excarcelables, como los comúnmente denominadas entraderas y salideras”, sostuvo la Legisladora del Frente Renovador.

Finalmente, Mónica López advirtió que “también se llevaría a cabo la baja en la pena para las violaciones agravadas y el abuso de menores; el secuestro seguido de muerte intencional ya no será penado con prisión perpetua; mientras que la trata de menores pasaría de 10 años, como lo es en la actualidad, a tan sólo cuatro”.



Siguiente Noticia El atletismo festejó por tres en el Odesur

Noticia Anterior La aerolínea que fue victima de ciber ocupación durante meses

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario