El Defensor del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bonicatto, consideró que “la regulación del uso de espacios públicos se hace necesaria, pero no debe cercenar las libertades de expresión de los grupos sociales”.

De esta manera, se refirió a la propuesta de la presidente Cristina Fernández de Kirchner de canalizar las protestas sociales, políticas y sindicales, evitando los cortes de calles o rutas.

“Conociendo los avances que realizó este gobierno en materia de ampliación de derechos y consolidación de la democracia participativa, creo que la regulación se hace necesaria, sino esto genera el entorpecimiento de la sociedad”, sostuvo Bonicatto en diálogo con Télam.

El ombusman bonaerense agregó: “Nuestro país mantiene una estructura de vanguardia en la valoración de la democracia, y en ese marco aparecen las manifestaciones de grupos o colectivos sociales que reclaman por sus derechos; y no hay que tener miedo a estas tensiones que se dan”.

“La sociedad necesita respeto de todos los sectores, pero hay muchas circunstancias donde esas expresiones de protestas, que son legitimas en su mayoría, se han canalizado en detrimento de los beneficios de otros, es decir de terceros”, aclaró.

Bonicatto sostuvo que “es por ello que también se debe apuntar a una regulación legítima, la cual debe hacerse entre toda la estructura política responsable y también las Defensorías del pueblo”.

“El único limite debe ser que esto no incurra en ningún cercenamiento de las libertades de expresión”, consideró y remarcó que “ante los abusos es necesaria la regulación, no el cercenamiento”.



Siguiente Noticia CeBIT 2014: Un escenario de robots

Noticia Anterior Hogan se reunió con rector de la UNMdP

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario