Alrededor de 300 personas, entre padres, alumnos y docentes de la Escuela Rural Provincial Nº7 de Batán decidieron realizar, este miércoles, una protesta sobre la ruta 88.

El edificio presenta seria falencias estructurales y las autoridades del establecimiento educativo le informaron a los padres que, una vez que se levanten las medidas de fuerza de los docentes, las clases en esa escuela no van a poder comenzar.

Desde el Consejo Escolar reconocieron los problemas que padece esa escuela y que se necesita una importante inversión para ponerla en condiciones.

Mientras tanto, existe incertidumbre con respecto al inicio de clases y así lo expusieron los padres durante un corte de la ruta 88, que no ocultaron su enojo y criticaron a las autoridades del Consejo y de la Delegación Municipal de Batán por la falta de apoyo.



Siguiente Noticia Declaran de interés legislativo premios obtenidos por Mar del Plata

Noticia Anterior Piden recrear un marco de diálogo en el conflicto docente

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario