La consultora Management & Fit elaboró un informe sobre los salarios donde se refleja que en el arranque del año, el poder adquisitivo del salario profundizó su caída.

Matías Carugati, economista jefe de Management & Fit, explicó que, según el INDEC, la remuneración promedio registró un aumento mensual de 1,7%, lo que, frente a una inflación oficial de 3,7% (o 4,6%, de acuerdo al Congreso), implica una fuerte caída en términos reales.

En la comparación anual, el salario promedio aumentó 27,3%, quedando rezagado respecto al 30,8% de inflación reportado por el Congreso Nacional (las variaciones anuales del IPC-NU no están disponibles por el cambio metodológico).

Así, las remuneraciones de los trabajadores continúan perdiendo poder de compra, ya que en diciembre habían cedido 2,2% en términos reales (-2,5% en términos anuales).

Del informe se desprende que la remuneración promedio esconde disparidades. Los salarios de los trabajadores del sector privado registrado aumentaron 1,2% mensual (25,7% anual), mientras que los de los informales se expandieron 2,5% (30,1%).

En tanto, el crecimiento de las remuneraciones de los empleados públicos, generalmente rezagado respecto al del sector privado mostró dinamismo (2,4% mensual, 28,8% anual). De cualquier forma, los salarios de todos los sectores perdieron la carrera contra la inflación durante el mes pasado.

La pérdida de poder adquisitivo continúa impactando sobre la economía real. Si bien resta una semana para conocer los índices de febrero, de acuerdo a PriceStats, firma que releva precios online de manera diaria, la inflación mensual promedió 5% y mostró una nueva aceleración (comenzó el mes en 4% y lo finalizó alrededor de 6%).

Carugati señaló que “aunque estos números son apenas una aproximación imperfecta a la “verdadera” inflación, dan una muestra clara del impacto de la devaluación sobre los precios y su correlato a nivel de consumo. No casualmente, los primeros datos publicados son negativos: el volumen de ventas minoristas disminuyó 6,5% anual en febrero (profundizando la baja de 3,8% de enero); los patentamientos de automotores 0 km cayeron 8,5%; y el Índice de Confianza del Consumidor relevado por la Universidad Di Tella disminuyó 23,4% en su última medición”.

La pérdida de poder adquisitivo se suma al encarecimiento del crédito y expectativas económicas negativas entre los factores que tiran el consumo hacia abajo, y con ello gran parte del crecimiento económico.



Siguiente Noticia El equipo de gimnasia, con marplatenses, buscará el podio

Noticia Anterior Trasladan a Mar del Plata un nene que fue arrollado por un tren

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario