El Tribunal en lo Criminal Oral Nº 1 de Mar del Plata condenó a ocho años de prisión al oficial de policía Carlos Andrés Maldonado al hallarlo culpable del homicidio de Damián Alejandro Farías, en un caso de “gatillo fácil”.

La causa fue caratulada como “homicidio agravado por ser cometido por un miembro de fuerza de seguridad” y el procesado fue condenado, además, a pagar más de $30.000 en conceptos de costas procesales, más accesorias legales.

En cuanto a los hechos acreditados durante el Juicio Oral, los jueces Aldo Daniel Carnevale, Juan Facundo Gómez Urso y Pablo Javier Viñas indicaron que Farías, que había cometido un robo, no intentó resistirse y que el policía Maldonado no actuó en legítima defensa de él ni de otras personas.

El hecho ocurrió el 19 de febrero de 2011, alrededor de las 15.45, en la zona de las calles 12 de octubre y Lobería donde Carlos Maldonado, quién ostentaba la jerarquía de Oficial de Policía de la provincia de Buenos Aires, participó de un operativo tendiente a recuperar un teléfono celular que le fue sustraído a una mujer en calle Payró y Hudson.

Maldonado efectuó tres disparos con su arma de fuego reglamentaria Bersa Thunder 9mm, impactando uno de ellos contra Damián Alejandro Farías, presunto autor de la sustracción del teléfono, y finalmente falleció por las lesiones recibidas.

De la declaración durante el juicio de más de 25 testigos se desprendió que Maldonado efectuó los disparos y por las pericias se determinó que los únicos disparos realizados en el lugar salieron del arma reglamentaria del acusado.

Ésta pericia, sumada a otras pruebas como que el muerto se encontraba desarmado, demostraron a los jueces que Farías no se resistió.



Siguiente Noticia Proponen herramientas para personas con TGD

Noticia Anterior Día de la mujer: realizarán pap y mamografías sin turno previo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario