Con el miércoles de ceniza, comienza en toda la Iglesia Católica, el tiempo de cuaresma, de preparación a la Pascua. Para motivar a los fieles, el obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, escribió un mensaje para estos cuarenta días de oración, ayuno y limosna.

Con sus palabras exhortó a todos, a realizar un gesto concreto de caridad con los más pobres a través de Cáritas Diocesana, y enfatizó sobre los grandes contrastes que se presentan en nuestra diócesis, de “altos niveles de confort” con la “periferia de indigentes”.

Citando palabras del mensaje para la cuaresma del papa Francisco, el pastor de la Iglesia Católica de Mar del Plata, señaló, “la miseria material es la que habitualmente llamamos pobreza y toca a cuantos viven en una condición que no es digna de la persona humana: privados de sus derechos fundamentales y de los bienes de primera necesidad como la comida, el agua, las condiciones higiénicas, el trabajo, la posibilidad de desarrollo y de crecimiento cultural. Frente a esta miseria la Iglesia ofrece su servicio, su diakonía, para responder a las necesidades y curar estas heridas que desfiguran el rostro de la humanidad”.

Remarcando que las palabras del papa Francisco parecen escritas para nuestra situación, monseñor Marino, describió y denunció, “vivimos en una sociedad de contrastes. Quien recorre nuestra diócesis, y en particular la ciudad de Mar del Plata, puede quedar fascinado por la belleza de sus paisajes, los tesoros de su arte y de su historia, los altos niveles de confort. Pero al mismo tiempo, queda impresionado por sus periferias de indigentes, y las inhumanas condiciones de pobreza en los márgenes olvidados de esos mismos lugares. Tenemos altos niveles de desempleo y zonas sin agua potable”.

“Por eso, exhorto a todos a adherir a la campaña de recolección de alimentos propuesta por Cáritas Diocesana, en la forma descrita en el comunicado dirigido a los párrocos y a los equipos parroquiales de Cáritas. De este modo, la celebración de la Cena del Señor el próximo Jueves Santo, podrá tener un significado más pleno”, concluyó el obispo de Mar del Plata.

Campaña de recolección de alimentos para Cáritas

La campaña de Cáritas diocesana, consiste en motivar a las parroquias a distribuir bolsas a los fieles que participan en las celebraciones durante el domingo de Ramos, para que luego cada uno pueda hacer su “ofrenda” o aporte solidario. La donación se hace durante la Semana Santa, específicamente el Jueves Santo que es el día dedicado a la caridad. Lo recaudado se destina a la ayuda a los más necesitados que mensualmente se hace en las Cáritas parroquiales.

Asimismo desde Cáritas diocesana invitaron a la comunidad, a seguir colaborando en las parroquias, acercando alimentos o cualquier aporte a los distintas iniciativas que sostienen desde la sede central como el Hogar Nazaret, para gente en situación de calle, el programa Emaús de educación no formal en barrios periféricos, programa Horizonte para familiares, amigos o referentes de personas con adicciones, entre otros. Más información en Cáritas central, Chacabuco 4850 o 0223 475 6565, la página web www.caritasmardelplata.org.ar o info@caritasmardelplata.org.ar



Siguiente Noticia Mes Piazzolla: comienzan los city tours gratuitos

Noticia Anterior Entregarán turnos para mamografías y Paps en el Interzonal

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario