El arzobispo de Santa Fe y titular de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, llamó a “no” acostumbrarse a “convivir con el delito, la inseguridad y la muerte” y a las autoridades a “tomar conciencia de la gravedad de estos hechos”.

“No podemos acostumbrarnos a convivir con el delito, la inseguridad y la muerte”, sostuvo Arancedo, en un comunicado.

“Elevo mi voz de repudio por estos hechos, siento la necesidad de hacer un llamado a toda la sociedad, en especial a las autoridades y a la dirigencia, para tomar conciencia de la gravedad de los hechos que hemos vivido”, manifestó en referencia a la inseguridad, especialmente en la provincia de Santa Fe.

Al momento de encontrar las causas de los hechos delictivos consideró que “pueden concurrir” diferentes motivos vinculados a la “marginalidad, el avance de la droga, la ausencia de una cultura de valores que dé sentido a la vida y sostenga el nivel de nuestras relaciones, como también de una deuda pendiente de la política”, precisó el arzobispo santafesino.

“Esta crítica realidad que vivimos nos debe convocar a todos los santafesinos, más allá de nuestras pertenencias y funciones, a asumir actitudes y conductas que nos ayuden a crear las condiciones de una sociedad donde los valores de la vida y la paz, del trabajo y la justicia, de la honestidad y la ejemplaridad, sean la fuente de una sociedad más humana, justa y solidaria”, subrayó.

Para eso, “es importante”, sostuvo, “valorar el rol de la familia y de la escuela como lugares privilegiados de transmisión de cultura y estilos de vida, de proyectos y de amistad social, como también vivir bajo el imperio de la ley en el marco de la Constitución”. (DyN)

Deja un comentario

Comenta desde Facebook:

Comentarios: