La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) intimará a los dueños de más de 100.000 propiedades que no estaban declaradas ante el fisco y pagaban impuestos como si fueran terrenos baldíos.

Las irregularidades abarcan a 101.866 casas de distintos puntos del territorio bonaerense y habían sido detectadas a lo largo del último año por inspectores de Arba a través del uso de herramientas de tecnología satelital y controles presenciales.

Se trata de más de 10 millones de metros cuadrados construidos que los propietarios nunca informaron al catastro que “representa en conjunto una deuda acumulada de 100 millones de pesos en concepto de Impuesto Inmobiliario”, señaló el titular de Arba, Iván Budassi.

“Si los dueños de estas propiedades no acatan la intimación y regularizan su situación catastral, la Agencia de Recaudación incorporará de oficio la superficie detectada, fijará la valuación fiscal y establecerá el impuesto a pagar, teniendo en cuenta la retroactividad correspondiente a la fecha estimada de construcción”, advirtió el funcionario.

De acuerdo a estimaciones de las áreas técnicas de Arba, al incorporarse las nuevas valuaciones de las viviendas detectadas, de aquí en adelante estos propietarios pasarían a pagar un monto global de 50 millones de pesos anuales de Impuesto Inmobiliario.

 



Siguiente Noticia DOLAR: OTRA HERRAMIENTA PARA LA DOMINACIÓN

Noticia Anterior Denuncian que los casinos se encuentran en "pésimas condiciones"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario