Un reconocido comerciante del rubro librerías de Mar del Plata decidió, a las puertas del inicio ciclo lectivo, no aumentar los precios y como respuesta recibió la “presión” de una de las fábricas de útiles escolares más importantes del país para que desista de esa postura y remarque los precios.

Juan Rey nunca imaginó que reflejar esa situación a través de su cuenta de Facebook iba a tomar tanta repercusión mediática.

Mientras que por un lado recibió cientos de muestras de adhesión y apoyo de colegas y vecinos, su caso fue abordado por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en su habitual rueda de prensa y hasta la propia presidenta Cristina Fernández se comunicó con él.

Al preguntársele sobre el caso de un librero en Mar del Plata que recibió presiones para aumentar precios de parte de una empresa proveedora líder, Capitanich dijo que “hemos observado la conducta de empresarios y comerciantes que no han convalidado el incremento pretendido por su proveedores. Me parece que es una conducta ética y verdaderamente enmarcada en cuidar el bolsillo de cada uno de los consumidores”, afirmó.

Consideró que esta actitud “debe ser apoyada por el Estado. Ver cuál es el proveedor y por qué no se lo hace con las condiciones pactadas. Por eso se estipulan los acuerdos de precios. Se toma la denuncia e interviene la Secretaria de Comercio y se establece sumario para identificar perspectivas de sanciones”, describió.



Siguiente Noticia Denuncian a supermercados que aumentan los precios

Noticia Anterior Peñarol no pudo con Regatas Corrientes

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario