Los proveedores de los comedores escolares advirtieron que dejarán de prestar el servicio en los próximos días si el gobierno de Daniel Scioli no termina de pagar una deuda de 500 millones de pesos que tiene con ese sector.

La medida pone en jaque el normal funcionamiento de 12.000 comedores escolares donde 2,5 millones de alumnos bonaerenses desayunan, almuerzan y meriendan.

En el caso de las escuelas en General Pueyrredon, se brindan en este distrito doce mil almuerzos y cuarenta mil meriendas.

El titular de la Asociación Bonaerense de Prestadores de Servicios a Comedores Escolares (Abpsce), Héctor Acevedo, aseguró que, si no regularizan la situación, los proveedores no podrán pagar los alimentos.

“El gobierno de Scioli había puesto un plan de pago para saldar una deuda que mantiene desde septiembre del año pasado. Los pagos se venían efectuando normalmente hasta el 20 de enero, cuando dejaron de liquidar las cuotas”, indicó.

“Estos fondos, en realidad, sirven para poder abastecer a los comedores, así que si se cortan, el sistema también se verá interrumpido”, advirtió Acevedo.

La administración bonaerense invierte, por cada chico, siete pesos que cubren el pago diario de un almuerzo y un desayuno o merienda. “Se están revisando los planes para poder aumentar la inversión en los comedores”, dijo al respecto el ministro de Desarrollo Social bonaerense, Eduardo Aparicio.



Siguiente Noticia UTE El Libertador informa sobre pases estudiantiles 2014

Noticia Anterior Se suspendió Unión - Alvarado

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario