El Papa Francisco y el Consejo de Cardenales que le asesora, conocido como “G-8”, se han reunido este lunes por primera vez con la Comisión que revisa la reforma de la estructura económica-administrativa de la Santa Sede, aunque no se han adoptado “decisiones definitivas”, según ha informado el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, el Padre Federico Lombardi.

Esta comisión estudia las cuestiones organizativas y económicas de la Santa Sede a fin de preparar reformas en las instituciones del Vaticano, orientadas a una simplificación y racionalización de los organismos existentes y a una programación más atenta de las actividades económicas de todas las administraciones vaticanas.

En el informe dado a conocer se destaca que ha sido “una reunión inicial” y que por tanto no se ha tomado “ninguna decisión definitiva”. Asimismo, se ha adelantado que hoy martes está prevista la reunión con la Comisión del Instituto de Obras Religiosas, más conocido como Banco Vaticano, presidida por Raffaele Farina.

El portavoz del Vaticano ha destacado que la función de las comisiones es dar “consejos al Papa desde el punto de vista organizativo y económico”. Además, ha subrayado que esta tarea no es la “perspectiva fundamental sobre la que se gobierna la Iglesia”. Las sesiones se han celebrado en la Casa de Santa Marta

Consistorio a partir del jueves

Respecto al Consistorio para la creación de nuevos cardenales, que empezarán a partir de las 9:30  de pasado mañana jueves en el aula nueva del Sínodo, y que dará comienzo con la celebración de la ‘Hora Tercia’ y que están previstas para el sábado por la tarde las tradicionales visitas de cortesía en el Palacio Apostólico.

El Consejo de cardenales fue creado el pasado 13 de abril y confirmado el 28 de septiembre para ayudar al Papa en el gobierno de la Iglesia Católica y para estudiar el proyecto de revisión de la Constitución Apostólica ‘Pastor Bonus’ sobre la reforma de la Curia romana.

El Consejo de Cardenales está compuesto por el presidente de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano, el Cardenal Giuseppe Bertello; el Arzobispo Emérito de Santiago de Chile, Cardenal Francisco Javier Errázuriz; el Arzobispo de Bombay (India), Cardenal Oswald Gracias; el Arzobispo de Munich (Alemania), Cardenal Reinhard Marx; el Arzobispo de Kinshasa, (República Democrática del Congo), Cardenal Laurent Monsengwo Pasinya; el Arzobispo de Boston (Estados Unidos), Cardenal Sean Patrick O’Malley; el Arzobispo de Sydney (Australia), Cardenal George Pell, y el Arzobispo de Tegucigalpa (Honduras), Cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, con funciones de coordinador. El secretario es el Obispo de Albano (Italia), monseñor Marcello Semeraro.

Fue en su primer encuentro de octubre, cuando el Papa Francisco anunció que el Consejo de Cardenales asesoraría en el cambio de los órganos de gobierno vaticanos. El portavoz de la Santa Sede comentó entonces que no se trataba de “retoques o pequeñas mejoras” sino de una revisión de “una nueva constitución apostólica para la Curia romana”.

Fuente: ACI/Europa Press



Siguiente Noticia Las escuelas municipales estarán listas para iniciar las clases

Noticia Anterior La actriz Norma Pons recibió la distinción “Visitante Notable”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario