La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) determinó, a través de la Resolución General 3589 publicada en el Boletín Oficial, que sancionará con clausura de 3 a 5 días corridos a los empleadores que cometan infracciones cuando concurran las siguientes situaciones:

-Involucren a dos o más trabajadores y alguno de ellos no haya sido incluido en alguna de las declaraciones juradas determinativas.

-El empleador haya sido sancionado por cualquier tipo de infracción cometida con relación a las obligaciones impositivas, aduaneras y de la seguridad social, dentro de los cinco años anteriores a la fecha del acta respectiva.

A su vez, la normativa establece que estas penalidades podrán acumularse a las multas que corresponda aplicarse, sin perjuicio de las demás sanciones que resulten procedentes en virtud de otros incumplimientos.



Siguiente Noticia El Papa Francisco tramitó su nuevo Pasaporte y DNI

Noticia Anterior Vecinos hartos de vivir intoxicados

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario