No solo los enamorados tienen su día el 14 de febrero. También los bebés que nacen con cardiopatías congénitas, una efemérides con mucho menos marketing, pero de una importancia vital para los recién nacidos que sufren malformaciones del corazón.

Desde hace 4 años, unos 1.460 bebés fueron operados por cardiopatías congénitas en hospitales de la provincia de Buenos Aires, el 25 por ciento de los 6.000 casos operados en todo el país. A razón de 1 bebé por día. De este modo, se logró eliminar por completo la lista de espera de estas cirugías de alta complejidad y, lo más importante, reducir las muertes infantiles por esta causa.

“Este es el resultado de un trabajo conjunto: el gobierno nacional, a través del Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas, transfirió 8.330.113 pesos a cuatro hospitales con sede en la provincia de Buenos Aires, de este modo pudimos financiar el equipamiento, los insumos y recursos humanos para estas operaciones que permiten reducir las muertes infantiles”, explicó el ministro de Salud provincial, Alejandro Collia.

El ministro destacó el peso que este programa tiene en la reducción récord de la mortalidad infantil en la Provincia, que pasó de 16,2 por mil en 2003 a 11,5 en 2012. Y adelantó que “próximamente, cuando el registro concluya la carga de los datos 2013, estaremos en condiciones de anunciar una nueva baja de la mortalidad infantil”.

Las cardiopatías congénitas no son una sola enfermedad, sino varios tipos de malformaciones del corazón. Afectan a entre el 30 y 60 por ciento de los prematuros, y a 1 de cada 2 mil recién nacidos. Como se desencadenan en el embarazo son muy difíciles de prevenir y “constituyen la primera causa de mortalidad por malformaciones en bebés menores de 1 año”, explicó Flavia Raineri, director de Maternidad e Infancia de la provincia.

Los especialistas explicaron que son varios los motivos por los cuales un bebé nace con una cardiopatía: por un lado se atribuyen a que la mamá haya contraído algunos virus en el embarazo, o que haya padecido rubéola. Pero además, aparecen asociadas a otras patologías como el Síndrome de Down, la ingesta de medicamentos no controlados o alcoholismo de la madre durante de la gestación.

“Antes de la implementación del programa teníamos cientos de chicos esperando por una cirugía de este tipo; hoy prácticamente nadie espera”, agregó Raineri y adelantó que a partir de este año, también se financiarán las operaciones de chicos más grandes, de hasta 19 años, en el marco del plan Sumar.

En territorio bonaerense, los hospitales con capacidad instalada para realizar estas operaciones son el Ludovica de La Plata, Tetamanti de Mar del Plata, Abete de Malvinas Argentinas y El Cruce de Florencio Varela.



Siguiente Noticia Papa: "no tengan miedo a casarse"

Noticia Anterior El municipio abrió instancia de diálogo con manifestantes

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario