El ministro de Defensa, Agustín Rossi, reconoció que la Argentina pasó a ser un país de “consumo y elaboración” de drogas, y sostuvo que en la ciudad santafesina de Rosario el narcotráfico tuvo “un crecimiento exponencial desde el 2010”.

Rossi reiteró que las Fuerzas Armadas, por ley, tiene “vedada su posibilidad de intervenir en cuestiones de seguridad interior, como por ejemplo en el tema del narcotráfico”.

Al respecto, volvió a aclarar que “no” comparte la idea del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, quien había planteado la cuestión de debatir el rol de los militares para la lucha contra los narcotraficantes.

Sobre la problemática que atraviesa la provincia de Santa Fe con bandas organizadas a la venta de estupefacientes, el jefe de la cartera castrense indicó: “En Rosario, es una de las ciudades donde el crecimiento del delito narco ha sido de un crecimiento exponencial desde el 2010 hasta estos días”.

En diálogo con radio Rivadavia, el funcionario analizó que el tema de Rosario “se produce por connivencia entre las fuerzas de seguridad provincial con la organización narco y el delito encuentra un campo como para avanzar de manera importante”.

Al ser consultado sobre las declaraciones que Scioli hizo en enero pasado, de revisar “el rol de las Fuerzas Armadas” en cuanto a las estrategias de combate al narcotráfico, Rossi insistió: “No comparto esa mirada”.

“Lo digo con muchísimo respeto (en referencia a la opinión de Scioli). No creo que la participación de las Fuerzas Armadas termine mejorando la situación”, añadió el funcionario. (DyN)



Siguiente Noticia Estudian reducir subsidios a los servicios públicos

Noticia Anterior OSSE repara acueducto sur en paraje san Francisco

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario