Luego de haberse presentado durante todo el mes de enero y previamente con dos funciones a fines del año pasado, los ex Chalchaleros Polo Román y Pancho Figueroa se despiden del verano 2014 con esta última presentación hoy a las 23:15hs en el Teatro Güemes (Güemes 2955).

Titulado “Se va la segunda” (porque la primera fue con los míticos Chalchaleros durante casi 40 años), los músicos celebrarán esta noche por última vez en la temporada sobre el escenario del Teatro Güemes (Güemes 2955), el haberse reencontrado y volver a compartir juntos las canciones que forman parte del colectivo imaginario de los argentinos.

Ganadores del Premio Estrella de Mar al “Mejor Espectáculo Musical” de la temporada, Polo y Pancho continuarán luego girando por el interior del país participando de los tradicionales festivales de la Argentina. En Marzo, serán parte de la programación de la Fiesta del Ternero en Ayacucho.

Durante décadas, Polo Román y Pancho Figueroa integraron la mítica agrupación Los Chalchaleros cuyo último concierto fue en junio de 2002 tras cumplir 50 años de trayectoria. El conjunto, creado por Juan Carlos Saravia en Salta hace 66 años, tuvo una larga y emotiva despedida por todo el país. Su mundialmente conocido repertorio lo conforman las más de 900 canciones y cientos de éxitos, muchos de las cuales forman parte de este nuevo show.

La historia del reencuentro tiene como particularidad la participación de los hijos de Polo y Pancho (Lucas Román y Federico Figueroa) quienes de alguna manera estuvieron detrás –y lo siguen estando aún desde la producción- de esta segunda vuelta de los músicos.

Pancho Figueroa tiene una larga trayectoria en el canto y la guitarra, que arranca de su Chaco natal y Polo Román, cafayateño de pura cepa, es uno de los bombistos más populares del país.

Los guitarristas Carlos Larroque y Hernán Reinaudo acompañan el espectáculo que además de presentarse en Mar del Plata viene recorriendo todo el país y próximamente actuarán en Necochea, Cosquín, Mendoza, Cafayate, San Luis, entre otros destinos.

Con sus trajes, botas característicos y un canto simple, directo y fundamental, sello histórico que todos conocen, Mar del Plata tiene la posibilidad de disfrutar en pleno verano a estos dos maestros que son parte del ADN de nuestra música popular, tal como lo afirman a través de cada una sus interpretaciones que tanto le gustan a la gente, y claro, a ellos también.



Siguiente Noticia Cada escuela debe contar con un plan de prevención en infraestructura

Noticia Anterior Pulti, de licencia

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario