El juez de Garantías de la ciudad de Mar del Plata, Juan Francisco Tapia, ordenó el ingreso de Saya a la Unidad Penal N° 50 de Batán.
El pasado 9 de febrero, Saya Barrionuevo, nombrada en todas las actuaciones de la investigación penal como Guillermo Barrionuevo, fue aprehendida por personal de la Comisaría Cuarta de Mar del Plata.

El Dr. Juan Tapia, Juez de Garantías N°4, dispuso convertir en detención la aprehensión y, por primera vez en Mar del Plata y segunda vez en el país, dispuso el alojamiento de la misma en la Unidad Penal N°50 de Batán, unidad de mujeres. Saya Barrionuevo había sido inmediatamente trasladada a la Unidad Penal N° 44, de varones.

No es la primera vez que el nombrado Juez incorpora la perspectiva de género en sus resoluciones, anteriormente lo hizo en un caso de violencia de género.

El magistrado marplatense consideró que “el alojamiento de Saya Barrionuevo en una Unidad Penal de Hombres implica un agravamiento en sus condiciones de detención, además de una violación notoria a las prescripciones de la ley 26.743 de Identidad de Género…”

El juez Tapia recalcó, en virtud de las excusas referidas por el Servicio Penitenciario para no ingresar a la detenida a una cárcel de mujeres, “…la incapacidad del Estado provincial en no haber generado dentro del complejo penitenciario Batán un espacio acorde para el colectivo trans no puede implicar la afectación de derechos fundamentales de las personas privadas de libertad, como el derecho a recibir visitas y a mantener contacto con sus familiares radicados en la ciudad…”

El pasado 10 de febrero la detenida, luego de haberse ordenado su ingreso en la Unidad Penal N° 50, había manifestado ante el Juez recibir todo tipo de agravios por parte de los demás internos, especialmente mientras se baña o se cambia, refiriendo incluso que en otra oportunidad, encontrándose detenida en la Unidad Penal XV –también de varones- había sido lastimada por parte de otro interno por haberse negado a mantener relaciones sexuales con él.

Desde el colectivo de mujeres Mumalá – Mujeres de la Matria Latinoamericana- de Mar del Plata expresaron su conformidad con esta resolución recalcando que “este tipo de resoluciones que incorporan la perspectiva de género son necesarias e importantes, ya que la Justicia es un eslabón fundamental hacia la construcción de una sociedad más igualitaria entre varones y mujeres”.

Por último desearon que el ingreso de Saya a esta Unidad sirva como precedente para futuros caso. “No sólo porque se ordenó que se aloje en una unidad acorde a su identidad de género sino porque el Dr Tapia también dispuso corregir su identidad durante todo el proceso – carátula y registros informáticos- e instar a las autoridades del Servicio Penitenciario Bonaerense a la readecuación de un espacio físico para el alojamiento en el interior de la Unidad Penal 50 del colectivo de personas trans (travestis, transexuales, transgénero)”, afirmaron.



Siguiente Noticia Docentes bonaerenses ponen en duda el inicio de clases

Noticia Anterior Entregan materiales a tres clubes de Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario