Un hecho inesperado y muy peligroso ocurrió el jueves pasado durante el transcurso de la Semana Internacional del Yachting que se lleva a cabo en Mar del Plata: el submarino S 31 de nuestra Armada (ARA Salta) emergió en medio de la cancha de regatas de la clase optimist, arrastrando una de las boyas.

El optimist es la categoría en la que se inician en la navegación a vela niños de 7 a 15 años; es el semillero de las clases mayores del yachting.

Con muchos años de trayectoria y muchos premios internacionales para la Argentina, año a año chicos, padres, entrenadores y clubes hacen muchos esfuerzos para que esta actividad se difunda y crezca.

La Semana Internacional del Yachting va por su presentación número 49 y en esta oportunidad reune a 550 embarcaciones de distintas clases y diversos países.

En ese marco, fue cuando el jueves pasado se corría una de las regatas cuando el pequeño timonel de los Estados Unidos (vela 18917), quien en ese momento lideraba la regata, vio cómo emergía a pocos metros suyos un submarino, arrastrando la boya que estaba por virar y poniendo en peligro su vida y la del resto de los participantes, todos menores de edad. Por fortuna no hubo víctimas ni heridos.

De seguro, las autoridades de la competencia elevarán algún pedido de explicaciones a la Prefectura Naval Argentina, al Ministerio de Defensa y a la Armada Argentina por lo ocurrido.

Foto: Matías Campizzano



Siguiente Noticia Controlaron precios en supermercados de Mar del Plata

Noticia Anterior El Museo MAR recibe a un artista internacional

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario