Desde la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires se dio a conocer un interesante informe referido a la “Bio-remediación”. En el trabajo se señala que varios investigadores analizaron las alternativas tecnológicas disponibles para solucionar problemas ambientales vinculados con la producción agropecuaria, la industria petrolera y la actividad minera.

La preocupación por el cuidado del ambiente está promoviendo la investigación y la difusión de nuevas técnicas de bio-remediación para controlar el impacto ambiental generado por actividades humanas, agrícolas, mineras y petrolíferas, entre otras, mediante el empleo de microorganismos y especies vegetales. Recientemente, la Facultad de Agronomía y el INTA convocaron a investigadores de Argentina, Chile, Perú, Suecia y España para debatir y exponer las últimas tecnologías disponibles en la materia.

Entre otros temas se consideró la posibilidad de bio-remediar, mediante el compostaje, suelos de yacimientos contaminados con hidrocarburos y volver a utilizarlos en sitios de extracción. Esta práctica permitiría reducir la acumulación de este residuo y favorecer el almacenaje en sitios denominados repositorios.

Esta técnica permite activar comunidades de microorganismos que estan presentes en el suelo y degradar los hidrocarburos .Otra alternativa es la fito-remediación, mediante la utilización de plantas que colaboran en el proceso de degradación de los hidrocarburos, en conjunto con microorganismos.

“Casi el 80% de los suelos contaminados con hidrocarburos en la Patagonia se sanean con la técnica de bio-remediación”, aseguró Adrián Acuña, investigador del Centro de Estudios e Investigación en Microbiología Aplicada  y la Universidad Tecnológica Nacional Río Gallegos. El trabajo de Acuña se concentra en el límite de las provincias de Chubut y Santa Cruz, donde existe una intensa actividad de extracción de hidrocarburos y una problemática asociada a derrames durante sus traslados, provocando la contaminación de los suelos. Allí, se aplican diversas técnicas que favorecen la actividad microbiana del suelo, tales como el manejo del suelo mediante el agregado de fertilizantes y el movimiento con maquinaria, biopilas y bio-remediación asistida “in situ” como la electrobio-remediación.

Otras experiencias desarrolladas abarcan la bio-remediación de suelos que fueron destinados a rellenos sanitarios -una vez que están cerrados-, y la utilización de técnicas de compostaje con residuos de podas y lombricompuesto, para la construcción de espacios verdes destinados a la recreación.

En la oportunidad se adelantó que el Instituto de Suelos del INTA estaría desarrollando nuevos proyectos para abarcar temáticas de manejo de residuos y tecnologías de bio-remediación en establecimientos orientados a la producción ganadera intensiva, como los tambos, que generan grandes cantidades de efluentes.

 María del Pilar Castillo, investigadora del Instituto Sueco de Ingeniería Agrícola y Ambiental, se explayó en las experiencias que existen en Suecia con bio-remediación de suelos afectados por pesticidas y señaló que las camas biológicas se emplean para controlar el manejo de productos químicos, evitar que entren en contacto con el suelo y degradarlos de forma natural.

Desde Chile, diferentes investigadores se refirieron al manejo y la fito-remediación de áreas mineras generalmente ubicadas en zonas áridas y ventosas, cuyos residuos contienen metales que, a diferencia de los hidrocarburos, no se pueden ser degradados. Las plantas establecidas sobre un sitio contaminado absorben los metales a través de las raíces, donde quedan inmovilizados y por eso no constituyen un riesgo si son consumidos por los animales. A su vez, esta cubierta vegetal impide que los metales se dispersen a zonas aledañas y contaminen cursos de agua, sistemas agrícolas o centros poblados.

Durante el encuentro, el INTA, y la Universidad Nacional del Sur, recomendaron el uso de residuos orgánicos para la elaboración de bio-combustibles, al referirse a las tecnologías y manejos enmarcadas en la bio-profilaxis, que apuntan a evitar daños al ambiente, a las personas y a la salud de los animales.—————————————————————————————————

 



Siguiente Noticia "Avanzar en un hogar para víctimas de trata es un logro colectivo"

Noticia Anterior Rosario vivió un enero atípico con el paso del Dakar

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario