Con una nutrida participación de fieles, se realizó la misa por el aniversario 16° de la “Pascua” del siervo de Dios, cardenal Eduardo Pironio, quien fuera el segundo obispo de Mar del Plata de 1972 a 1975.

Se llevó a cabo en la Iglesia Catedral y fue presidida por monseñor Antonio Marino, actual obispo diocesano y concelebrada por parte del clero local, entre los que se encontraba el Padre Andrés Mangas, único sacerdote consagrado por Pironio en el tiempo que estuvo aquí como pastor.

Durante la celebración, el obispo impulsó el cierre del proceso diocesano en la causa de beatificación y pidió dar a conocer cada vez mejor su figura y sus escritos.

Monseñor Marino, en un gesto de profunda significatividad, utilizó para la celebración el báculo que fuera de Pironio. Durante la homilía exaltó la figura del siervo de Dios y recordó su paso por el Seminario de Villa Devoto, donde tuvo la oportunidad de tenerlo como rector como tres años.

“Quienes lo hemos conocido sabemos con qué frecuencia hablaba de la Cruz y de la Pascua, y de la paradójica alegría del cristiano sumergido en el misterio de Cristo. Las convicciones encarnadas en su vida, le permitían hablar espontáneamente con palabras que sólo pueden ser auténticas cuando llevan el respaldo de una coherencia que todos podíamos inmediatamente percibir”, expresó.

Más adelante, habló de su “pastoreo” en nuestra diócesis, “el cardenal Pironio honró con su presencia esta Iglesia particular de Mar del Plata, como su segundo obispo. Su recuerdo sigue vivo en personas que lo han conocido y se han beneficiado con su ejemplo y sus palabras. Imposible no quererlo. Aún sus críticos, que siempre los tuvo, debían reconocerle una grandeza (…) Aunque viviese interiormente desgarrado, él era tal como se mostraba, capaz de grandeza y heroísmo”.



Siguiente Noticia "Hay que esperar que el mercado automotor asimile el impacto"

Noticia Anterior La industria marplatense entre la confusión e incertidumbre

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario