El inmueble en el cual está enclavado el Programa para el Análisis y Destrucción de Expedientes -PRODE- en la calle Tucumán Nº 3458 de Mar del Plata sufrió este martes el desprendimiento de mampostería en unos de los laterales externos del mismo.

Al igual que el año pasado, en el cual se produjo un fenómeno similar pero en el frente del edificio, hoy tampoco hubo víctimas que lamentar pero el riesgo persiste.

Estas circunstancias motivaron que la Asociación Judicial Bonaerense haya comunicado su preocupación a la Presidencia de la Cámara en ejercicio de la Superintendencia, que se hiciera presente en el lugar la titular de la Delegación Departamental de Arquitectura y que luego se constituyera allí personal de Defensa Civil.

Desde el gremio recordaron que varios trabajadores judiciales de esa dependencia “llevan consigo marca de las picaduras de pulgas que sufrieran tiempo atrás, y que alguno de ellos les generaron reacciones alérgicas”.

En este marco, señalaron que “el PRODE para la justicia marplatense no es sinónimo de suerte sino de peligro para la salud e integridad física de los funcionarios y empleados judiciales que prestan servicios en esa dependencia y que repitamos una vez mas, que la solución definitiva a la precaridad edilicia en nuestro Departamento Judicial exige la construcción de la Ciudad Judicial”.



Siguiente Noticia Nuevos dramas en la pantalla grande

Noticia Anterior Preocupa la situación de la cuenca hídrica de Laguna de Ponce

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario