Ante los desgraciados acontecimientos producidos como consecuencia de la caída de rayos en distintos puntos de la costa bonaerense y frente a las distintas versiones periodísticas emitidas al respecto, el Colegio de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires Distrito 2 aclaró algunos conceptos de importancia sobre el tema.

En primer término se indicó que un sistema de protección contra descargas eléctricas atmosféricas mal proyectado o mal instalado “puede ser peor que no contar con uno”.

Además, se aclaró que no existe normativa en nuestro país sobre Sistema e instalaciones de protección contra descargas atmosférica para lugares Abiertos como las playas y balnearios.

Para la entidad colegiada el Proyecto de un Sistema de Protección Contra Rayos (SPCR) es un tema complejo y de competencia solo de la ingeniería.

En tal sentido, explicaron que la instalación de un SPCR deberá realizarse con la contratación de un profesional de la ingeniería quien realizará la confección del Proyecto correspondiente, respaldado por la correspondiente visación del Colegio de Ingenieros, garantizando así la incumbencia del Profesional y el resguardo del comitente.

Además, los Ingenieros mencionaron que las normativas existentes en nuestro país refieren a la de la Asociación Electrotécnica Argentina ( AEA) y bajo la Norma IRAM N° 2184, contemplan solo estructuras de edificios, hospitales y torres o antenas de comunicaciones.

Pero además de un sistema de protección es necesario contar con un sistema de prevención, alarma y detección de rayos, para el cual se deben respetar las siguientes consideraciones:

1- El mejor complemento a un SPCR en lugares públicos de alta concurrencia de público al aire libre como playas, recitales, estadios de futbol, canchas de golf, etc. consiste en la instalación de equipos destinados a establecer una alerta temprana.
2- Los medidores o sensores de campo eléctrico (denominado también “molinos de campo”) son equipos de seguridad pasiva, lo que significa que no evitan las consecuencias que se provoquen donde se presenten descargas atmosféricas, pero que dan la posibilidad de advertir la inminente ocurrencia de rayos, salvando vidas y evitando la posible falla de equipos, procesos y sistemas en general.

Por lo expresado anteriormente, el Colegio de Ingenieros concluyó que “la Prevención, la Alerta Temprana, la Concientización y la intervención de Profesionales competentes en este tipo de eventos es fundamental para evitar daños irreparables”.



Siguiente Noticia Peñarol vuelve al triunfo ante Quimsa

Noticia Anterior Jornada por el Día Mundial de lucha contra el Cáncer

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario