Al igual que sucede en otros países del mundo, existen diferentes formas de combatir la violencia juvenil, la inseguridad y la lucha contra el flagelo de las drogas.

En un momento en el que la sociedad clama por la solución de estos temas, este lunes a las 15 en el Centro Cerrado de Menores de la Unidad Penal 15 de Batán, quedará inaugurado el primer “Taller de Luthier y Enseñanza de Música para menores y jóvenes adultos procesados y penados de la Provincia de Buenos Aires”. El acto contará con la presencia del bajista de Soda Stero, el músico Zeta Bosio.

Esta importante iniciativa corresponde a una decisión en conjunto entre el diputado provincial Rodolfo Manino Iriart, la Secretaría de Minoridad de la Provincia de Buenos Aires, el Subsecretario de Responsabilidad Penal Juvenil Dr. Carlos Martín Corrales; la jueza de Responsabilidad Penal Juvenil, Dra. Silvina Darmandrail; el Jefe del Complejo Penitenciario Batán Alcalde, Insp. M. Isidoro Irrazábal; y el Jefe de la Unidad Penal XV, Pref. Julio Altamirano; además de la ONG “Entramados”, representada por su presidente, Marina Pernice; la Asociación Civil sin fines de lucro “Cambio de Paso”, representada por el Presidente de su Comisión Directiva, Esteban Ignacio Viñas y NA Producciones a través de su titular, el productor Pablo Baldini.

El taller de integración y transformación social-comunitaria a través de la música y la luthería, será dictado por Federico Vispo y Mariano Di Tonto, lo que complementará el programa de tratamiento que también se iniciará con menores en dicho Centro de contención y rehabilitación. Esta actividad se suma a la ya realizada en Rugby por el entrenador Norman Espino.

“Creemos que esta es una manera de comenzar a cambiar nuestra realidad, pero sobre todo la de aquel que está excluido de la sociedad”, comentó el productor Pablo Baldini, un miembro activo de esta acción.

Para tal fin, serán entregadas las herramientas necesarias de carpintería que posibilitaran fabricar los instrumentos musicales. “Luego de la primera etapa de luthería comenzará la de enseñanza musical tocando los mismos instrumentos que los reclusos fabricaron. El plan se completa cuando ese instrumento llegue al barrio que lo necesite para conformar una cadena infinita de solidaridad y enseñanza”.

“La Cultura es el motor de esta propuesta que pretende sembrar en quienes participen de ella, la idea de que con la elaboración y el aprendizaje de instrumentos musicales -amén de exteriorizar sus sentimientos- pueden ser útiles para la sociedad de la que, muchas veces, sienten que han sido desplazados. De esta manera, se podrá motivarlos para encontrar otra salida para sus vidas distinta al delito; que vean que se puede”, sumó Esteban Viñas Presidente de la ONG Cambio de Paso y juez penal de nuestra ciudad.

“Con la realización de este taller, el Estado cambia el concepto de cárcel como lugar de castigo y encierro, por centros de tratamiento y rehabilitación, capacitación y trabajo en beneficio de la comunidad”, resaltó Manino Iriart.



Siguiente Noticia Le pusieron música al rechazo al aumento del boleto

Noticia Anterior El hijo de Batman hace su debut animado

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario