Carlos Berlocq perdió por 7-6 (7-5), 4-6, 6-1 y 6-4 frente al italiano Fabio Fognini, y Argentina defenderá su permanencia en el Grupo Mundial en septiembre próximo por primera vez en 12 años.

Berlocq, 44to. en el ranking mundial de la ATP, batalló con su habitual “garra” durante tres horas y 38 minutos, pero claudicó ante el talentoso Fognini (15) ante unas 5.000 personas que se acercaron al Patinódromo Municipal de Mar del Plata, en una jornada de sol pleno y con una temperatura de 28 grados.

El quinto punto no se jugó y la serie quedó en favor de los italianos por 4 a 1.

De esta manera, la ciudad “Feliz” albergó otra frustración en la Davis, tras aquélla fatídica final perdida en 2008 ante España, y ahora la Argentina deberá revalidar su plaza entre el 12 y 14 de septiembre por primera vez en 22 años ante un rival que recién conocerá después de las series a jugarse entre el 4 y 6 de abril.

Argentina, que lleva 13 temporadas consecutivas en el Grupo Mundial y es la primera vez en ese tiempo que pierde en la ronda inicial (también es la primera ocasión que juega sin los `legionarios`), había comenzado la serie con optimismo tras el triunfo de Berlocq del viernes, pero se derrumbó de a poco.

Berlocq le ganó el viernes a Andreas Seppi por 4-6, 6-0, 6-2 y 6-1, pero luego llegaron dos derrotas que dejaron al equipo de Martín Jaite en jaque.

Juan Mónaco perdió el viernes con Fognini por 7-5, 6-2 y 6-2, y la caída continuó con la derrota en dobles, donde Horacio Zeballos y Eduardo Schwank fueron superados por los italianos.

Schwank y Zeballos perdieron un punto clave con Fognini y Simone Bolelli por 6-7 (6-8), 7-6 (10-8), 7-6 (7-3) y 6-4.

Con la caída de “Charly”, Argentina se encontró en un escenario poco frecuente, con una derrota en la ronda inicial después de 22 años, tras aquella sufrida ante los Estados Unidos en Hawaii, en 1992, que luego derivó en un descenso ya que también perdió el repechaje frente a Dinamarca.

La derrota dolió, caló hondo, pero no fue sorpresiva, ya que sin Juan Martín Del Potro, el as de espadas del tenis nacional ausente por propia decisión, y con David Nalbandian retirado, era algo que podía suceder, más allá de la voluntad inquebrantable de Berlocq y de los doblistas.

El tenis argentino añora a Gastón Gaudio, Guillermo Coria, Guillermo Cañas, Agustín Calleri, Juan Ignacio Chela, José Acasuso y Mariano Puerta, los que acapararon títulos y elogios a nivel mundial durante los últimos 12 años.

Esos talentos ya no están y, para peor, el único distinto, el tandilense que ocupa el cuarto casillero en el mundo, no tiene una buena convivencia con Jaite y por eso adujo desde hace un año y medio razones de calendario para ausentarse de la Davis.

Será por eso que la foto del final encontró al equipo argentino abrazado en el centro de la cancha, a los italianos festejando respetuosamente, y a todo el estadio coreando al unísono “David, David”, en reconocimiento al cordobés de Unquillo, símbolo de la Davis que acompañó desde las gradas durante toda la serie.



Siguiente Noticia Dos millones de turistas pasaron por Mar del Plata

Noticia Anterior Jornada por la Paz en el Museo MAR

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario