Un chico de 10 años murió en Pinamar al accidentarse el cuatriciclo en el que se desplazaba junto a un primo de 15, quien tuvo heridas y fue internado.

El incidente fue en la zona conocida como la frontera, más concretamente en el parador “El mas allá”, donde no hay controles de ningún tipo por ser un lugar privado.

“El chico fue llevado rápidamente al Hospital Comunitario de Pinamar en estado desesperante, luego de resultar herido en la cabeza con graves lesiones que finalmente le ocasionaron la muerte”, se indicó.

La Agencia Nacional de Seguridad Vial, organismo dependiente del Ministerio del Interior y Transporte, informó que diariamente, en la zona denominada “La Frontera”, se controla a los más de mil veraneantes que bajan a ese parador en motocicletas y cuatriciclos.

De hecho, se indicó que en lo que va del mes de enero se impidió el ingreso de 814 menores de 16 años que conducían este tipo de vehículos, que en muchos casos son facilitados por sus familiares más directos.

En el caso del lamentable suceso donde un menor perdiera la vida, y otro resultara herido, se informó que según las primeras investigaciones, el cuatriciclo fue facilitado en un sitio alejado de la Zona de Patrullaje y Prevención fijada por este organismo.

Desde la Agencia Nacional de Seguridad Vial se recuerda que la conducción de este tipo de vehículos está prohibida para los menores de 16 (dieciséis) años y se solicita a los adultos responsables que actúen con prudencia y no faciliten este tipo de vehículos a los menores ya que los ponen en enorme peligro.

Lamentablemente, tal como se pudo observar en un informe especial que realizara el programa de televisión CQC (Caiga Quien Caiga) emitido por Canal 13 este mes, muchos padres se resisten a cumplir con la reglamentación y ponen deliberadamente en riesgo a sus hijos.



Siguiente Noticia Trabajadores de la salud instalan una mesa en el Museo MAR

Noticia Anterior Detuvieron a 34 travestis en diferentes operativos antidroga

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

  1. […] Otro verano, otra tragedia con cuatriciclos […]

Deja un comentario