Ante la reciente escalada del dólar, el gobierno ordenó a YPF no trasladar ese ajuste a los valores de los combustibles, ya que llevaría a las otras petroleras a incrementar los precios y repercutiría a su vez en los productos de primera necesidad.

La decisión oficial enfrentó al ministro de Economía, Axel Kicillof, con el titular de la petrolera nacional, Miguel Galuccio, quien incluso intentó buscar aval de la presidenta Cristina Kirchner.

El gobierno también le pidió al empresario Cristóbal López, dueño de la petrolera OIL, mantener los precios de los combustibles, pese al brusco incremento registrado en el tipo de cambio durante la semana pasada.

La idea del Ejecutivo es que las petroleras Shell, Petrobras y Axion (ex Esso) adopten la misma resolución y no retoquen los valores de sus productos para no agregar un factor extra de presión sobre los precios en general.

Como contrapartida, este “congelamiento” en los precios podría terminar afectando el nivel de producción de los hidrocarburos, que venía en franca recuperación.

Es que el movimiento cambiario incide sobre los costos de las empresas que por esa razón podría recortar inversiones y disminuir el nivel de explotación.

A principios de año, las petroleras incrementaron los combustibles en porcentajes que varían del 6,5 al 10 por ciento y en algunos casos llevaron el valor de la nafta por encima de los 10 pesos el litro. (NA)



Siguiente Noticia La Municipalidad colaborará con el arreglo de Escuelas Provinciales

Noticia Anterior Chicos de distintos barrios navegaron por primera vez

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario