Un informe de las autoridades sanitarias de nuestro país producido días atrás, da cuenta de que las provincias de Salta y Jujuy registran las tasas más altas de tuberculosis en Argentina, de acuerdo con datos oficiales del Programa Nacional de Control de la Tuberculosis.
Mientras que el país tiene un promedio de 21,9 enfermos por cada 100.000 habitantes, la tasa en Jujuy es de 48,5 casos y la de Salta es de 45,7 por cada 100.000 habitantes.

Desde el citado Programa se da cuenta de que la tuberculosis es cada vez más una enfermedad de grandes ciudades. Esto tiene íntima relación con condiciones de habitabilidad y vulnerabilidad . Así otros sectores que están sobre la media del promedio nacional son la ciudad de Buenos Aires (1.038 casos, con una tasa de 33,8 cada 100.000 habitantes) y la provincia de Buenos Aires (4.175 casos, con una tasa 26,8 cada 100.000 habitantes).

Pero como dice el refrán “nobleza obliga”. Y por ello es oportuno dar cuenta de que durante los últimos diez años, se ha registrado una baja paulatina del número de personas infectadas que arroja un promedio de descenso de casos del 2,8% anual.
Otro hecho destacable en cuanto a la preocupación del área de salud para monitorear y atender las necesidades de los argentinos afectados por el bacilo de Koch, es la cantidad de laboratorios de la red nacional existentes. Hablamos de la Red Nacional de Laboratorios en Tuberculosis que trabajan en todo el país: son sesenta “centrales” y seicientos sesenta “periféricos”.
La tuberculosis , llamada antiguamente tisis es una infección bacteriana contagiosa que compromete principalmente a los pulmones, pero puede propagarse a otros órganos. La especie de bacterias más importante y representativa causante de tuberculosis es el llamado “bacilo de Koch”, La tuberculosis es posiblemente la enfermedad infecciosa más prevalente en el mundo.

Los síntomas clásicos de la tuberculosis son una tos crónica, con esputo sanguinolento, fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso. La infección de otros órganos causa una amplia variedad de síntomas. El tratamiento de la tuberculosis es complicado y requiere largos periodos de exposición con varios antibióticos. La tuberculosis se contagia por vía aérea, cuando las personas infectadas tosen, estornudan o escupen.

Y ahora comentemos algo relacionado con la importancia de tomar conciencia de lo que es esta patología: Vale recordar que la tuberculosis tiene cura, sobre todo si su detección es temprana y el tratamiento es adecuado, para lo que se considera fundamental la aplicación de la vacuna BCG al nacer, como única dosis en la vida, para evitar la aparición de formas graves como meningitis.

Respecto de la detección temprana, se debe tener en cuenta que cuando una persona tiene tos por más de quince días seguidos y no es un tosedor crónico, éste debe ir indefectiblemente al médico para ser descartada la presencia del bacilo provocador de la tuberculosis.
Y atención progenitores: los pacientes más vulnerables son los niños y recién nacidos. Y tengan en cuenta que el cumplimiento total del tratamiento dura como mínimo seis meses.——————–
Mario Marini
elperiodista12@hotmail.com



Siguiente Noticia Marcelo Koenig presentó el libro "Vencedores Vencidos"

Noticia Anterior Distinguieron "Yo Alfonsina" por fortalecer la identidad marplatense

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario