Desde la organización social Corriente del Pueblo denunciaron una situación de abandono del barrio Parque Hermoso, luego del último temporal, señalaron que alrededor de 20 familias del barrio volvieron a arruinárseles sus hogares por tercera vez en 6 meses.

En esta ocasión, indicaron que el agua llegó en los sectores más bajos del barrio a inundar las casas provocando la autoevacuación de los vecinos, el viento voló chapas, paredes y techos y el agua arruinó heladeras, hornos, muebles, comida, pañales, entre tantas cosas que pueden haber dentro de una casa familiar.

Además, desde este movimiento social aseveraron que los vecinos no cuentan con los “servicios públicos” de luz, gas, cloaca, agua corriente, viven entre baches y pastizales que traen además de basura, víboras y ratas a las casas de las familias.

Desde hace años la organización viene reclamando sobre la ampliación de la línea del 525 y su frecuencia mas corta, sin contar aún con una respuesta oficial de parte de la empresa de trasporte ni del municipio encargado de hacer cumplir este “servicio publico”.

“Los vecinos del barrio deben pagar a partir del nuevo aumento del boleto $64 pesos solo para llevar un niño al Hospital Materno Infantil, ya que la sala de salud municipal del barrio atiende en horario de oficina y por turno, este servicio de lujo, podría llegar a tardar una hora y media con mucha suerte hacia el destino. Esto también impide el derecho de las personas que viven en el barrio a conocer su ciudad, a entretenerse y da fe del dato estadístico de que en el Mar del Plata mas del 50% de los niños aquí nacidos no conocen el mar”, explicó la responsable de la organización Agustina Marchetta.

Otra de las cuestiones que se remarcó es la falta de alumbrado público en Parque Hermoso. “Solo en la cuadra de la comisaría del barrio existe el alumbrado público, ni en la calle principal, Tetamanti, y mucho menos dentro del barrio hay luz. Esto convierte a las garitas del colectivo en un foco de inseguridad en todos los sentidos posibles, facilitando el robo, pero también poniendo en peligro la vida de los que están allí esperando que no son vistos por los autos que circulan”, agregó.

“Desde la Corriente del Pueblo se mantienen muchos de estos espacios abandonados por el municipio convirtiéndolos en lugares de participación y recreación para niños y adultos donde también se discute que barrios queremos tener para nuestra ciudad. La organización, solidaridad y el compromiso de los vecinos dan muestra del desarrollo de experiencias de doble poder ante la falta de respuestas del Estado”, concluyó la responsable de la Corriente del Pueblo.

En tanto, este jueves a las 10 se hará a una olla popular en la intersección de Tettamanti y calle 1 para reclamar por todos estos puntos anunciados y visibilizar los problemas que gran parte de esta ciudad tiene al resto de la sociedad, “principalmente a aquellos que profesan Mar del Plata como la ciudad feliz”, concluyó.



Siguiente Noticia Procrear: facilitan requisitos para compras de viviendas a estrenar

Noticia Anterior Una carnicería clausurada por falta de higiene

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario