Las muertes maternas por aborto en la Provincia de Buenos Aires se redujeron en un 55 por ciento, de acuerdo con los últimos datos estadísticos del ministerio de Salud. En 2012 fueron causa de 14 decesos, menos de la mitad que en 2011, cuando fallecieron 31 mujeres por ese motivo.

Los abortos constituyeron, históricamente, una de las principales causas de muertes maternas (que incluyen todos los decesos que ocurren en el embarazo, parto o puerperio), pero ahora, explicó el ministro de Salud, Alejandro Collia, “observamos que se redujo notablemente el peso del aborto como causa de muerte materna en la Provincia y eso, en parte, se explica porque pudimos mejorar el acceso a los métodos anticonceptivos, a la atención oportuna en hospitales y a la consejería”.

Tanto es así, que en el año 2012 (último período con estadística cerrada), la tasa de mortalidad materna en general fue de 3 por 10.000 nacidos vivos, la más baja desde que se tiene registro y un 32 por ciento inferior que la de 2011.

“Durante décadas, los abortos autoprovocados o hechos en lugares clandestinos constituían la primera causa de muerte materna”, detalló Collia.

Sin embargo, agregó, “eso ocurrió sobre todo hasta 2011; ya en 2012 pasó a ser la tercera causa de MM, detrás de las enfermedades previas que complican el embarazo y de los problemas de hipertensión, que son frecuentes y ponen en riesgo a las mujeres embarazadas”.

Entre los motivos de la reducción de muertes maternas por aborto, las autoridades sanitarias de la Provincia infieren que hubo tres factores decisivos: por un lado, la mejora en la entrega de los diferentes métodos anticonceptivos que ofrece el Programa de Salud sexual y Procreación Responsable en centros de salud, hospitales, universidades y cinco unidades penitenciarias.

Otra medida que contribuyó a la reducción fue la adaptación del Protocolo de Aborto No Punible de la Provincia de Buenos Aires, al fallo emitido por la Corte Suprema de Justicia en marzo de 2012.

En cuanto a la entrega de métodos anticonceptivos gratuitos, la titular del Programa de Salud sexual y Procreación Responsable, Marisa Matía, dijo que “han sido una herramienta clave para reducir los embarazos no planificados y los consecuentes abortos que pueden derivarse de ellos”.

En los últimos tres años, detalló la funcionaria, la Provincia distribuyó más de 30 millones de métodos anticonceptivos para su entrega gratuita en 2.138 centros de salud y hospitales. “Distribuimos lo que envía el gobierno nacional a través del Remediar pero, además, la provincia hace una inversión propia en métodos, para que nadie se quede sin acceso”.

Desde el Programa insisten en que no se limitan a entregar anticonceptivos: “Durante los últimos tres años recorrimos toda la Provincia para formar a los profesionales y agentes de salud, que son quienes tienen que estar capacitados para abordar a las personas con respeto y confidencialidad, porque se trata de temas que involucran a la sexualidad y a la intimidad de quienes consultan”, agregó Matía.



Siguiente Noticia Seis micros infraccionados en controles de inspectores laborales

Noticia Anterior Un detenido en allanamiento a desarmadero

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario