El concejal del Frente Renovador Lucas Fiorini, integrante de la comisión de Educación y Cultura del Concejo Deliberante, tomo intervención para que se resuelva la situación de la Escuela Secundaria Nº 41 de Punta Mogotes; la cual según lo expresa la directora de la institución y la comunidad educativa, se encuentra en serio riesgo de derrumbe.

El informe acercado por la comunidad educativa al edil manifiesta que desde julio de 2013 las 5 aulas de la planta alta presentan graves deficiencias que “han generado desniveles, separaciones y un agrietamiento en la pared que anticipan que la losa puede colapsar”.

Asimismo, docentes y alumnos denunciaron “que el piso se mueve”, lo que generó una situación de alarma que derivó en el desalojo preventivo de las aulas.

El documento referido también expresa que la escuela Secundaria Nº 41 (ubicada en la calle Carasa 2245), viene sufriendo problemas de infraestructura desde el año 2011, que no han sido solucionadas. “Son 9 aulas en total, 4 en planta baja y 5 en el primer piso, que no se pueden usar por el peligro de colapso de la edificación”.

La directora del establecimiento, Prof. Cristina Ibáñez, comunicó que el pasado 7 de noviembre el Consejo Escolar se comprometió a realizar las reparaciones frente a los gremios SUTEBA, FEB, ATE, UDOGBA, pese a lo cual no ha habido comienzo de obra.

Frente a ésta situación el concejal Lucas Fiorini se comunicó con miembros del Consejo Escolar, quienes le manifestaron que “no están previstas las partidas para la reparación de la institución”.

La obra cuesta $ 44.000 y llevará tres semanas de trabajo. “Esta es una obra de pequeña realización cuya no concreción genera un perjuicio enorme para la ciudad de Mar del Plata; asimismo demuestra la escasa inversión en infraestructura por parte de la provincia. La secundaria 41 es la única escuela pública en Punta Mogotes y en caso de que no se solucione la situación los alumnos deberían trasladarse a lugares lejanos o a instituciones privadas atentando ello contra la real igualdad de oportunidades”, expresó el concejal.

Ante ello, el edil massista agregó: “vamos a exigir a la provincia que garantice la seguridad de la comunidad educativa de la escuela 41 y el normal inicio de clases. Es innegable la responsabilidad del gobierno provincial que por inacción ha dejado de realizar obras de infraestructura, circunstancia que es preocupante porque está tornando crónico el problema del lamentable estado de los establecimientos educativos”.

“Supletoriamente solicitaremos a la comuna que realice las obras redireccionando las partidas del Fondo Federal Educativo, porque la situación de los alumnos no soporta más dilaciones y la gestión, y la defensa de la educación pública, se demuestra con obras y no con palabras”, concluyó Fiorini.



Siguiente Noticia El Monster Show llega a Mar del Plata

Noticia Anterior ANSES desbarató accionar de una banda de estafadores

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario