Mediante un proyecto de ley presentado en la cámara baja bonaerense el diputado del GEN-FAP, Pablo Farias, busca establecer en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires la obligatoriedad de la instalación, mantenimiento y fiscalización de sistemas de protección contra rayos y pararrayos.

 

Los rayos pueden provocar mas allá del prejuicio técnico y económico lesiones a los seres humanos causando en ocasiones la muerte, tal como la acaecida en la localidad balnearia de Villa Gesell en la que perecieron cuatro personas.

 

En Argentina se producen unas cincuenta muertes al año por la caída de rayos. Según datos de los satélites de la NASA, las zonas del centro y Este de nuestro país son afectados en promedio por unos 15 rayos al año por kilómetro cuadrado y esta cifra se duplica en la zona Nordeste del país.

 

El legislador marplatense, Pablo Farias, que con esta iniciativa pretende dar solución a una problemática que perjudica la vida cotidiana de los bonaerenses expresó que “es necesario revisar la legislación actual, ya que no establece nada sobre la colocación de pararrayos en espacios abiertos donde se aglomera la gente”.

 

“Es por eso que mediante este proyecto de ley pretendemos que se instalen sistemas de protección contra rayos en lugares públicos abiertos de conglomeración de personas como clubes, estadios, campings y balnearios entre otros, para así evitar tragedias como la ocurrida días atrás en la ciudad balnearia de Villa Gesell donde la caída de un rayo provoco 3 muertes y 22 heridos, como así también sucedió en la zona del Alfar en la ciudad de Mar del Plata donde hubo 7 heridos y por suerte no tuvimos que lamentar ninguna muerte”, agregó.

 

El presente proyecto de ley busca también la colocación de sistemas de protección contra rayos en lugares de vital importancia para la comunidad con el fin de no ver interrumpidos los servicios esenciales por la descarga de un rayo, entre otros, redes de suministros de servicios de electricidad, telefonía, hospitales, edificios gubernamentales, edificios de propiedad horizontal, antenas, etc.

 

Los riesgos originados por la corriente eléctrica, suelen tener una severidad muy alta, ya que pueden originar quemaduras por choques eléctricos, incendios o explosiones. La intensidad media mundial de la descarga de un rayo se estima en 200.000 amperios pero se llegan a contabilizar de hasta 1.000.000 amperios.



Siguiente Noticia PAMI inaugura jornadas de integración en Mar del Plata

Noticia Anterior La hija del cantante Axel internada en Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario