Se llevó a cabo una audiencia en la delegación provincial del Ministerio de Trabajo, donde se reunieron los representantes de los Sindicatos de Prensa y Gráficos de la ciudad, junto a los abogados del Grupo Crónica, Daniel Colón y Mariano De Pablo.

 

Como resultado de la misma, la empresa se comprometió a resolver la situación de los trabajadores desvinculados y para ello se otorgó un plazo de 96 horas, tiempo durante el cual los trabajadores del exdiario El Atlántico -actualmente desempeñando tareas en Crónica de la Costa-, levantarán la medida de fuerza, a la espera de las negociaciones pertinentes.

 

Si bien el reclamo exigía la reincorporación del colega despedido hace una semana, el reportero gráfico Diego Izquierdo, la situación de desgaste y presión ejercida sobre él derivó en la aceptación de un acuerdo indemnizatorio, que será analizado en el período de 96 horas otorgado.

 

En el caso de los otros dos trabajadores desvinculados de forma indirecta, la empresa se comprometió también a realizar una propuesta.

 

Por otra parte, en el acta se dejó asentado que el Grupo Cróncia deberá presentar el plan de reestructuración en 20 días, para otorgar así certezas laborales a los 26 trabajadores con los que actualmente mantiene una relación de dependencia. La empresa, por primera vez, admitió ante el Ministerio de Trabajo que necesita seguir con la reducción de personal.

 

En última instancia, se acordó acercar a los abogados de la empresa un listado con el personal que necesita una recategorización urgente, para luego avanzar con aquellos que también se encuentran en una situación de irregularidad. Se resolvió, además, no descontar los días de paro porque la medida fue tomada al resguardo de la ley y con el cumplimiento de todos los requisitos legales.

 

El impasse se abre, entonces, hasta el martes a las 18. En caso de que la empresa no cumpla con los puntos acordados, los trabajadores en asamblea analizarán los pasos a seguir, sin descartar volver a la medida de fuerza. Los sindicatos, en tanto, mantienen el estado de alerta y movilización.

 

“Agradecemos todas las muestras de solidaridad que hemos recibido en las últimas semanas y desde el inicio del conflicto. Seguiremos luchando por el respeto de nuestros derechos y el convenio colectivo de trabajo, así como con las denuncias públicas toda vez que la empresa dé muestras de vaciamiento”, destacaron.



Siguiente Noticia Farías pide marcha atrás a los aumentos en los peajes

Noticia Anterior Gala del Mar: Música y solidaridad bajo las estrellas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario