El presidente de la Cámara de Frigoríficos Exportadores de Pesca, Ciro D’Antonio, le transmitió la preocupación de CAFREXPORT a los ministros bonaerenses de Asuntos Agrarios, Alejandro Topo Rodríguez y de la Producción, Cristian Breitenstein, respectivamente; por la reciente Resolución 3577/14 implementada por la AFIP, que impone más trabas a la devolución del IVA exportador.

 

La norma sostiene que cuando un exportador le venda mercaderías a un sujeto radicado en un país pero la factura de cobro se origine a otro país -propio de las operaciones de traders o brokers- el IVA de dicha operación quedará sujeto a revisión bajo el famoso “Título IV” de la norma.

 

Sin embargo, la gravedad del asunto es que también se “verificará” todo el IVA del mes aun cuando se trate de operaciones convencionales.

 

Frente a esto CAFREXPORT reclamó a las autoridades de AFIP que “se exceptúe al sector exportador de la pesca del alcance de la Resolución 3577/14 por encontrarse ya enmarcada en la legislación para el control de la vinculación o venta a países de baja o nula tributación y siendo la modalidad de traders lo que potencia la expansión del sector”.

 

En este contexto, la situación que impone la AFIP es muy grave para los frigoríficos exportadores marplatenses: “el problema es que nadie verifica las operaciones y el IVA nunca es devuelto. Hay empresas asociadas a la cámara que están esperando desde hace 3 años que la AFIP venga a verificar las operaciones para devolverles el IVA retenido y nunca lo han hecho”, comentó con preocupación D’Antonio.

 

En el mismo sentido afirmó que “la AFIP ahogará financieramente a las empresas al dilatar la devolución del IVA a verificar y sumar el de las restantes operaciones del mes”.

 

Además, vale la pena señalar que estas operaciones son legítimas: “Existen empresas transnacionales o grandes grupos económicos que manejan sus operaciones comerciales en una sede administrativa centralizada en un país y el destino físico de la mercadería se realiza en otro país a la misma empresa. Es decir que la coincidencia del destino físico con la facturación no implica en todos los casos una intermediación de trader”, explicó el empresario marplatense.

 

En el mismo sentido, esa práctica se da también cuando una empresa le exporta a otra de un país del cual no tiene garantías reales de que le van a pagar la compra, por lo que el pago se realiza en otro país y por una empresa que si garantiza el pago de esa venta.

 

Finalmente, D’Antonio comentó que “la intermediación de traders o brokers es muy común y habitual en el sector exportador de la pesca marplatense porque permite, a los exportadores, abastecer a diversos y diferentes mercados alrededor del mundo. La intermediación es como tener agentes de venta en todo el mundo y permite reducir el riesgo comercial en mercado como África, Cuba o China”.



Siguiente Noticia A falta de dos jornadas, Omar Gandara sigue en el Dakar

Noticia Anterior El Museo de Arte Contemporáneo contará con plaza propia

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario