El conjunto dirigido por “Mostaza” Merlo derrotó al de Omar De Felippe por 3 a 0 con goles de Gabriel Hauche, Sebastián Saja, de penal, y Valentín Viola en el primer clásico del año, que se disputó en Mar del Plata.

 

Racing Club, que juega en la A, tuvo su noche de gloria al golear a Independiente, que milita en la B Nacional, por 3 a 0, en el primer clásico del año de Avellaneda, que se jugó en el estadio José María Minella de Mar del Plata.

 

Los goles del equipo que dirige Reinaldo Merlo los convirtieron, todos en el primer tiempo: el delantero Gabriel Hauche (48s.); la figura de la cancha; el arquero Sebastián Saja, de penal (35m.); y el atacante Valentín Viola (39m.).

 

Racing pegó de entrada con el golazo de chilena de Hauche, a los 48 segundos de juego, y, tras la expulsión de Claudio Morel Rodríguez a los 5 minutos (le cometió una dura infracción a Diego Villar que lo sacó de la cancha), comenzó a edificar un triunfo inobjetable frente a un Independiente irreconocible.

 

El equipo de Merlo, con un 4-3-1-2 flexible, explotó sus virtudes y capitalizó al máximo las fallas de su rival, además de mostrar solidez en todas las líneas.

 

Es que más allá de que Independiente, que se plantó con un 4-3-2-1 y pudo ordenarse medianamente tras el 0-1, tuvo un par de centros peligrosos que pudieron derivar en el empate. Pero el `Rojo` nunca logró meterse de lleno en el juego.

 

La defensa del conjunto de Omar De Felippe mostró un trabajo pobre, la mitad de la cancha perdió más de lo que ganó (sintió mucho la ausencia del lesionado Marcelo Vidal); Matías Pisano y Daniel Montenegro, sus generadores de fútbol, no gravitaron y en ataque, no generó casi nada.

 

Así, Racing, con mucho orden táctico y personalidad, esperó otra vez su momento y en el tramo final del primer período liquidó el partido.

 

A los 35 minutos, Saja cambió por gol el penal que le cometió Diego Rodríguez a Hauche y a los 39 minutos, Viola, de arremetida, estableció el 3-0.

 

El segundo tiempo estuvo de más: De Felippe realizó las cuatro variantes, pero Independiente no mejoró, aunque tuvo alguna que otra chance de gol.

 

Y Racing, que mantuvo el orden a lo largo de todo el partido, cedió campo y pelota y esperó el final para celebrar su primer triunfo del año.

 



Siguiente Noticia Otro triunfo suplementario para Quilmes

Noticia Anterior Y AUMENTÓ EL BOLETO EN MAR DEL PLATA

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario