Bien…, se dio nomás. El pasaje para viajar en las líneas de colectivos en nuestra ciudad de Mar del Plata, ya cuesta $ 3,97. Tres pesos con noventa y siete centavos. Parece una tomadura de pelo, esto que aparentemente sería un chiste por parte de quienes ocupan una silla-curul en el “honorable” Concejo Deliberante. Y parece un chiste -de dudoso buen gusto por supuesto- por el hecho de haber aprobado esa cifra, cuando solamente faltan tres míseros centavos para redondear un costo de cuatro pesos y así hacérsela mas facil a los castigados usuarios, al momento de tener que disponer de una determinada suma para cargar su tarjeta.

Pero claro…!!! Quien tiró esa cifra que los demas aprobaron, seguramente tiene una mentalidad “marketinera” y apeló a este ya gastado, perimido, obsoleto e inútil truco de marcar costos de venta con un centavo menos de un peso. Ej.: el carnicero que ofrece un corte a $ 30,99 el kilo. Ese carnicero, o quien fuese, creerá por ventura que su cliente piensa en treinta pesos y no en treinta uno al momento de decidir su compra? Realmente si piensa así es porque cree que sus potenciales clientes tienen un retardo mental que no les permite elaborar un pensamiento crítico. O lo que es lo mismo, que son unos tarados.

Pues bien, eso es -con el debido respeto- lo que deben pensar quienes deciden por nosotros (como lo establece nuestra Ley madre) al momento de fijar una tarifa. En sus afiebradas mentes debe dar vuelta la idea de que “así no parece tanto”, verdad? Claro, no es lo mismo tres con noventa que cuatro!!! Habrán dicho -y no creo equivocarme- “si le ponemos cuatro pesos redondos nos tiran la Municipalidad abajo” y hubieran acertado. Porque si con este 21% que le aplicaron a la tarifa existente provocaron los incidentes que conocemos…
A propósito, el motivo de este artículo debió ser ése justamente: los desmanes que ocurrieron. Pero hubiera sido muy largo y tedioso tomar los dos temas, por lo que de esos incidentes me ocuparé la próxima semana, para analizar aspectos que hacen a las actuales formas de reclamar derechos.

Por otra parte, y esto sí que es digno de análisis y preocupación. Quien esto firma lleva muchos años viviendo en esta ciudad que le dio la posibilidad de desarrollarse como profesional de los medios, por lo que se puede asegurar si temor a equívocos que los incrementos son cíclicos. No es tema de discusión si justificado o no, pero los aumentos “autorizados” por el “honorable” Concejo Deliberante, siempre fueron el resultado de supuestos conflictos de los que participaban (participan?) dirigentes gremiales y empresarios (bahhh…dueños de colectivos).

Es histórico que todo marcha sobre rieles -para los involucrados- hasta que de pronto Mar del Plata comienza a escuchar un murmullo que habla de que “podría producirse” un aumento del boleto`plano. Pero antes de eso, desde las huestes sindicales surgen reclamos, reinvindicaciones, que sólo serán acalladas si “la patronal” cumple con lo que se le reclama. Entonces “la patronal” no tiene más remedio que acceder al apriete para que no les paren los colectivos. Pero como resulta que vivimos en un país “con una inflación galopante e imparable” y los costos no dan, pedimos aumento de la tarifa, y si no nos lo otorgan seremos nosotros quienes no saquemos las unidades a la calle. “Lock-out”, que le dicen.

Y así “in eternum” hasta que los concejales descubran que el transporte de pasajeros es un servicio público y al par que se lo recuerden a quienes tienen la gracia de la concesión, tomar el toro por las astas y manejar costos del boleto, recorridos, frecuencia, control del estado de las unidades, etc., etc., etc., porque es o-bli-ga-ción y atribuciones del Estado en este caso comunal. O tienen miedo? A qué? O a quien? De ser así, si no se tienen agallas o por lo menos suficiente cintura política para enfrentar a los poderosos, por favor no se metan a políticos. Estar en un puesto que se le ha confiado para atender a las necesidades de sus representados, y no hacerlo con el debido coraje cuando cuadra, dedicándose en cambio a presentar proyectitos de morondanga y a tomar litros de café (que nosotros les pagamos) en tanto jamás los encontramos cuando queremos entrevistarlos, es lisa y llanamente un acto de corrupción a la enésima potencia, no interesa de qué color es su bandera politica, pasible del juicio sacrosanto de la ciudadanía.

Y para redondear este análisis, un comentario sobre la célebre tarjeta S.U.B.E. A fines de octubre del año pasado el entonces subsecretario de Control de la Municipalidad, Adrian Alveolite anunciaba exultante que una decisión de la Unión Transitoria de Empresas de “actualizar las prestaciones (?) y darle mayor seguridad al sistema de tarjetas (??)” posibilitaría que quienes llegaran a Mar del Plata procedentes de la Capital Federal o del conurbano bonaerense utilizaran dicha tarjeta para abonar el boleto. Y además podrían pagar determinados servicios y hasta hacer compras. Una paquetería…

Todo bien, pero seguimos preguntándonos por qué en nuestra Mar del Plata no se pone en marcha ese sistema? Caray…sería interesante que alguno de los nueve ediles que con el señor Maiorano a la cabeza integran la flamante comisión de Transporte, salieran algún día a hablarle a la gente sobre este tema, y darle a conocer por qué razones Mar del Plata no puede contar con esta interesante cuan útil herramienta. Como dicen en los escritos judiciales, “será justicia” que lo hagan.
Mario Marini



Siguiente Noticia Racing goleó a Independiente en Mar del Plata

Noticia Anterior Postergan vencimientos de tasas municipales

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

  1. Cristina
    15 enero, 2014 at 12:31 PM — Responder

    Muy buenos días. Soy usuaria de la linea 581, tomo el colectivo todos los días para ir a trabajar en la parada de las calles Gandhi y Beltran, del Barrio Parque Las Dalias. En el día de hoy 15/01/14 estuve una hora esperando que pasara un colectivo, desde las 07:50 hasta las 08:50 horas siendo que ingreso a mi trabajo en la zona de Playa Grande a las 09:00 horas. Paso un micro con pasajeros y lugar para seguir subiendo usuarios y no paro; paso con las luces apagadas y las puertas cerradas a las 08:40 hs. Mi consulta es saber si han cambiado la frecuencia entre los micros o si con el aumento del boleto a casi $4 vino aparejado el empobrecimiento del servicio…..yo como muchos de mis vecinos, íbamos a trabajar. Estoy desde las 09:00 de la mañana tratando de comunicarme con la empresa al 4874237 y al 4876472 pero da constantemente ocupado. Sinceramente desde que comenzó la temporada el servicio está siendo más que deficiente. Ahora incorporaron el sistema de rondin que lleva a los turistas hasta el centro, pero para llegar hasta el Parque Camet los usuarios de todo el año tardamos mas de una hora diariamente….les pido por favor que revean la cantidad de unidades que poseen para prestar el servicio de transporte público, es una vergüenza que pagando lo que pagamos no podamos tener un servicio como corresponde. Espero que alguien responsable de la empresa se ponga en contacto conmigo para darme una explicación y una solución a este inconveniente.

Deja un comentario