Salma Ochoa (11) viajó en un vuelo sanitario de Mar del Plata al aeropuerto puntano. Junto a ella viajó su familia y el cuerpo de su hermana, Priscila, que falleció como consecuencia del impacto del fenómeno.

 

A las 14.06 aterrizó el avión sanitario que trajo a la capital puntana a Salma, la hermana menor de Priscila de 16 años, quien murió como consecuencia del rayo, al igual que su amigo Agustín Irustía de 17.

 

Salma bajó caminando por la escalerilla del avión, pero luego fue colocada en un camilla y transportada en una ambulancia junto a su mamá Valeria Montalvini al Hospital de San Luis, donde continuará internada, ya que se autorizó su traslado pero no tiene el alta médica.

 

Fabián Ochoa, el papá de Salma, subió a un auto particular y se dirigió a la sala donde están siendo velados los restos de Priscila, que serán sepultados mañana a las 10 en el cementerio San José en la capital puntana.

 

Por pedido de los padres de Salma, se montó un operativo en el Aeropuerto para evitar el contacto de la nena y sus padres con los periodistas, familiares y amigos que estaban esperándolos.

 

Tanto la ambulancia como los autos particulares autorizados se colocaron al pie del avión en medio de la pista para dejar el lugar por una puerta de salida especial.

 

En el aeropuerto estuvieron presentes el ministro de Salud de San Luis, Gastón Hissa, y la coordinadora de Políticas Sanitarias, Claudia Spagnuolo, quienes supervisaron el operativo montado por el gobierno provincial, que alquiló el avión que se utilizó para el traslado.

 

En el accidente ocurrido el jueves a las 17 en el balneario Afrika de Gesell también murieron Gabriel Rodríguez, de 20 años y oriundo de la localidad bonaerense de Henderson, y Nicolás Ellena, de 19 de la ciudad bonaerense de 9 de Julio.

 

“El sábado Salma salió de terapia intensiva y se encuentra en una sala común acompañada por sus padres, y el director del Hospital marplatense, Hugo Casarsa, estimó que el estado de la niña permite su traslado por vía aérea”, destacaron autoridades sanitarias.

 

Miguel Alberto José, jefe de Emergencia del hospital explicó en declaraciones a la prensa que “es muy pronto para hablar de secuelas” aunque admitió que “en las primeras horas hubo riesgo de vida pero ahora estamos en una meseta”.



Siguiente Noticia Asumió el nuevo consejo partidario del PJ local

Noticia Anterior "Barlovento" - Segunda Función de la Temporada en el Colón

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario