Los trabajadores y trabajadoras de Crónica de la Costa iniciaron este lunes una medida de fuerza, que involucra una retención de tareas por tiempo indeterminado.

 

La protesta es en reclamo a la reincorporación del reportero gráfico Diego Izquierdo, despedido el último viernes sin aviso previo y a quien le impidieron el ingreso a su puesto laboral.

 

Así como también la resolución de la situación legal de Florencia Di Sciascio y Juan Manuel Salas, quienes se dieron por despedidos ante la negativa de la empresa a regularizar su situación laboral.

 

Otra cuestión que no se ha resuelto es la recategorización y regularización del personal que cumple funciones para el Grupo Crónica, acorde al convenio colectivo de trabajo.

 

Además, se reclama la presentación del plan de reestructuración del medio tras el gerenciamiento del diario El Atlántico y el traspaso de personal efectuado a la actual página web, desde el 1º de diciembre de 2013.

 

“En tanto la empresa no ofrezca una respuesta a la altura de las circunstancias ni regularice los incumplimientos, continuaremos con la medida anunciada”, anunciaron.



Siguiente Noticia Los suplentes del Rojo superaron a Aldosivi

Noticia Anterior Película de Saint Seiya en CG

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario