Inspectores de la Secretaría de Seguridad, Justicia local y Control se hicieron presentes en el sector de playas públicas del Balneario La Caseta, a requerimiento de vecinos y turistas que se encontraban en el lugar, debido a que se estaba organizando una fiesta (“after beach”) con la presencia de unos 150 a 200 jóvenes que estaban consumiendo una gran cantidad de bebidas alcohólicas, sin ningún tipo de autorización e infringiendo diversas normativas.

En este sitio, además, se habían instalado con un grupo electrógeno, columnas de sonidos y consolas, lo que vulneraba las normas de convivencia que rigen para los espacios públicos, así como también hacer uso de pirotecnia en un sector de la playa.

Al respecto, el titular de Inspección General, Eduardo Bruzetta, informó que “ante esta situación, los inspectores requirieron a los organizadores que finalizaran con la actividad, y ante la negativa de los mismos, debieron convocar a efectivos policiales, quienes se hicieron presentes para dar por finalizada la fiesta. Posteriormente, los inspectores pudieron detectar, entre la multitud de gente, a 6 personas oriundas de la provincia de Tucumán, quienes fueron sindicados como los organizadores del evento”.

“Al querer tomar contacto con ellos, varias personas -en evidente estado de ebriedad- agredieron verbal y físicamente a los inspectores y agentes policiales, lo que dio por resultado que 6 personas, de entre 21 y 23 años, fueran detenidas y trasladadas a dependencias policiales”, indicó Bruzetta.

Luego de este proceso, se procedió a labrar las infracciones municipales de consumo de bebidas alcohólicas en sectores públicos, uso indebido de elementos pirotécnicos y ruidos molestos, así como también, la Policía labró infracciones por disturbios en la vía pública, las que fueron derivadas al Juzgado correccional.