Durante el pasado fin de semana, la Dirección de Movilidad Urbana efectuó cerca de 1000 controles de alcoholemia a conductores, en operativos simultáneos desplegados en distintos puntos de la ciudad.

 

En este marco, 99 fueron los conductores infraccionados y a los que sus vehículos fueron secuestrados. El mayor registro de uno de ellos, fue 1,84 ml. de alcohol en sangre, es decir, un valor casi 4 veces superior al mínimo permitido para circular.

 

En detalle, durante la madrugada del sábado, 29 fueron los vehículos secuestrados por controles de alcoholemia; mientras que el domingo, 70.

Deja un comentario

Comenta desde Facebook:

Comentarios: