Grupos de operadores de calle y especialistas en la promoción y protección de derechos del niño cumplirán tareas preventivas en distintos puntos de Mar del Plata y otros destinos turísticos de la costa atlántica durante la actual temporada de verano.

 

Lo informó la Secretaría de Niñez y Adolescencia de la Provincia de Buenos Aires. Además, a través del número telefónico 102, que es gratuito y funciona las 24 horas del día en toda la Provincia, cualquier persona puede alertar sobre situaciones de vulneración como violencia, abuso, situación de calle, consumo de drogas, entre otros.

 

En esos casos, los profesionales articulan con otros organismos para la atención directa de los chicos.

 

A través de este servicio telefónico, y ante la denuncia por vulneración de derechos, los especialistas también se encargarán de contactar a los padres de los jóvenes que veranean solos.

 

En estos casos, y hasta que pueda lograrse el reencuentro con los padres, el Servicio Zonal de Protección de Derechos del Niño con sede en Mar del Plata hará las gestiones necesarias para garantizar lugar de abrigo, comida y contención profesional.

 

En esa ciudad balnearia se instaló además un stand informativo sobre promoción de derechos que fue visitado por el gobernador Daniel Scioli.

 

La modalidad de trabajo consiste en el acercamiento, contacto, mediación ante situaciones de conflicto y restitución de derechos vulnerados de niños y adolescentes Sobre este operativo, el secretario de Niñez y Adolescencia, Pablo Navarro, aseguró que “el objetivo es que niñas, niños y jóvenes que atraviesen situaciones que pongan en riesgo su integridad y sus derechos, puedan ser resguardados de forma integral”.

 

El funcionario detalló que el operativo buscará tener presencia en las zonas y horarios de mayor concentración en Mar del Plata durante la noche: “La peatonal San Martín, las plazas Mitre e Italia, la Rambla, la calles Güemes y Alem, y el Puerto. También se concurrirá al ingreso y salidas de las matinés en Av. Constitución”, dijo.

 

En estos casos se estableció un trabajo articulado con los agentes del Registro Provincial de Bebidas Alcohólicas (REBA), dependiente del Ministerio de Salud.

 

También habrá Operadores de Calle de los municipios que mantienen convenio con la Provincia, quienes trabajarán en el Partido de la Costa y en Miramar, entre otros lugares.

 

La modalidad de trabajo consiste en el acercamiento, contacto, mediación ante situaciones de conflicto y restitución de derechos vulnerados de niños y adolescentes.



Siguiente Noticia Se demora la reapertura del Sasso Casino

Noticia Anterior El CELS busca sumarse al caso Hooft

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario