El Museo de Arte Contemporáneo de Mar del Plata (MAR) abrirá sus puertas por primera vez el próximo 21 de diciembre con una gran exposición dedicada a recrear el espíritu pop de los ´60, a través de 150 obras visualmente impactantes, de colores estridentes y una dosis justa entre alegría e irreverencia.

 

La ecuación mental entre esos años y el arte en Argentina conduce rápidamente al mítico Instituto Di Tella, pero esta exposición apunta a recuperar no sólo las obras allí producidas, donde reinaba una impronta más experimental, sino también artistas que tomaron otros caminos pero alguna vez transitaron la corriente pop que salpicó toda la década.

 

“La muestra rescata ese espíritu jovial, de celebrar la vida, de artistas que no sólo hacían obra pop sino que ellos vivían una vida pop, impregnada por la música, el rock, los medios de comunicación, la forma de vestir”, explica a Télam Rodrigo Alonso, curador de la exposición.

 

Se trata de un “punto de quiebre con relación a los años 50, donde la gente era muy formal, los jóvenes no tenían ningún protagonismo, no solo cambia lo artístico sino también la forma de vida”, amplía Alonso.

 

En todo el mundo, son años de cambio y ruptura, de movimientos de contracultura, de la Beatlemanía y la minifalda, del aterrizaje en la luna y el emblema hippie de paz y amor, del cómic y la irrupción de los medios de comunicación como la televisión, y de los asesinatos del Che Guevara y John F. Kennedy.

 

En Argentina, los artistas del pop porteño se ponían pelucas, se vestían de rosa, llevaban el pelo largo, usaban vestidos de plástico o de papel, eran vistos como unos extravagantes, que abandonaban todos los cánones del arte y la sociedad.

 

Obras de colecciones privadas y públicas de Buenos Aires, La Plata y Córdoba conforman la muestra titulada “El espíritu pop”, pinturas, esculturas e instalaciones de 25 artistas argentinos, algunos consagrados, otros olvidados, y algunas piezas tan monumentales como emblemáticas.

 

La exposición toma las tres salas del museo, un total de siete mil metros cuadrados que van a albergar obras como un lobo marino de 10 metros de alto, dorado, hecho con alfajores marplatenses, de Marta Minujín, así como su “Galería blanda”, un original de 1973, reconstruido con colchones fluo de 10 x 6 metros, por donde el público podrá rodar y saltar.

 

También, la muestra incluirá la reconstrucción de una escenografía “súper pop” que el artista Edgardo Giménez realizó para la película “Los neuróticos”, de Héctor Olivera; la pieza “Love and life” de Delia Cancela y “Mal del plata”, una tinta sobre papel de Federico Peralta Ramos.

 

También se verán trabajos de Dalila Puzzovio, Charlie Squirru, Pablo Mesejean, Juan Stoppani, Nacha Guevara, Alfredo Rodríguez Arias, Marilú Marini, Antonio Gasalla, el grupo Les Luthiers, Nicolás García Uriburu, Martha Peluffo y Pablo Menicucci.

 

Fotografías documentales y videos -como por ejemplo uno del siempre excéntrico Federico Jorge Klemm hablando sobre el pop- completan esta muestra que invita a revisitar un momento singular de la historia artística local, en donde cada espectador podrá hacer el recorrido a su gusto.

 

Ubicado frente al mar, en un predio delimitado por las calles Florisbelo Acosta, López de Gomara, Dardo Rocha y Félix Camet, el MAR -que depende del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires- exhibirá “El espíritu pop” hasta el 20 de abril de 2014, en coincidencia con la temporada de verano y los feriados de Semana Santa del año entrante.



Siguiente Noticia La llegada de un sacerdote a la Sedronar divide opiniones en la Iglesia

Noticia Anterior Coordinan acciones para evitar excesos en el consumo de alcohol

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

  1. John
    1 diciembre, 2013 at 9:20 PM — Responder

    Cuántas calles podrían haberse asfaltado con el dinero que se dilapidó en esa obra faraónica que pocos visitarán. Otra barbaridad mas del intendente, y van…

Deja un comentario