El diputado provincial del GEN-FAP, Pablo Farias, presentó un proyecto de Ley estableciendo en el ámbito de la Provincia de Bueno Aires la obligatoriedad  de contar con butacas, sillas, asientos o similares para obesos.

 

El proyecto de Ley establece que en el ámbito de la provincia de Buenos Aires las salas de espectáculos, cines, teatros, restaurantes, bares, confiterías, pubs y cualquier otro establecimiento de características similares, así como de todos los organismos o dependencias públicas o privadas con atención al público que cuenten con sala de espera  adecuen sus butacas, sillas, asientos o similares para posibilitar el uso adecuado, cómodo y seguro a personas que padezcan obesidad.

 

Los establecimientos deberán contar con un 1% del total de su capacidad de asientos, butacas, sillas o similares para obesos, las que nunca podrán ser menos de 2, respetando satisfactoriamente en el caso de las salas de espectáculos, cines o teatros la visibilidad. El proyecto también prohíbe el cobro de tarifas diferenciales a quienes utilicen estos asientos.

 

El legislador marplatense explicó que “el sobrepeso y la obesidad constituye uno de los mayores problemas de la sociedad moderna, afectando a niños, adolescentes, adultos y ancianos y, los más preocupante, es que la tendencia es creciente”.

 

Trabajos estadísticos y estudios de la organización Panamericana de la salud (OPS) señalan que entre un 50 % y 60 % de los adultos de América Latina y América del Sur tienen un peso excesivo o son obesos y entre un 7 % y 12 % de niños menores de cinco años padecen obesidad.

 

Aquellas personas que poseen una masa corporal mayor de 25 Kg/m2 son consideradas obesas. Según un informe de la ONU, en el mundo hay 1.300 millones de personas con exceso de peso, lo que provoca tres millones de muertes anuales.

 

En ese sentido, Farias consideró que “es una materia pendiente la regulación de los distintos espacios de entretenimiento como los cines y teatros, como así también todos los organismos o dependencias públicas o privadas con atención al público, la adecuación de las butacas, sillas, asientos o similares para posibilitar el uso adecuado, cómodo y seguro de las personas que padezcan esta enfermedad”.

 

El Diputado del GEN-FAP argumentó que “las personas con obesidad, además de los padecimientos físicos, sufren ciertos estigmas sociales que se producen por la discriminación constante por parte de una sociedad que mira hacia otro lado y que solamente se preocupa por fijar estereotipos, desatendiendo las necesidades de quienes no se ajustan a ellos”.

 

Por último Farias, que busca que esta iniciativa garantice las condiciones de accesibilidad para hombres, mujeres, niños y niñas con obesidad a los espacios públicos y privados, sentenció que “la obesidad puede desencadenar  otras enfermedades tanto físicas, como psíquicas con múltiples trastornos sociales. El rechazo y la pérdida de la pertenencia a una sociedad son factores determinantes, por ello debemos evitar la posibilidad de cualquier tipo de discriminación, al no poder acceder como todos a los lugares para todos”.



Siguiente Noticia Sosa: “Scioli es un hombre de diálogo político"

Noticia Anterior Vecinos siguen reclamando por el 525 en Parque Hermoso

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario