La base que utilizamos para nuestro rostro es muy importante ya que nos permite tapar imperfecciones y darle un mismo color a toda la cara. Para elegirla debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

 

1. Para elegir el COLOR: al elegir una base NO debes probarla en tu brazo, como muchas mujeres hacen. Recordá que debe coincidir con el color de tu cuello.

 

2. De acuerdo a tu TIPO DE PIEL: si tu piel es seca lo recomendable es que utilices una base líquida. Si tenés piel grasa es preferible que utilices base en polvo.

 

3. Más allá del tipo de base que elijas, lo importante es que antes de aplicarla siempre hidrates tu cara primero. De esa forma la base podrá fluir y se fundirá con tu piel, luciendo natural.

 

4. Tené en cuenta tu piel y tu estilo de vida. No utilices una base que sea de larga duración todos los días. Debido a los productos que utilizan para crearla, hay que usarlas solo en ocasiones especiales.

 

5. Si tenés acné evitá comprar bases que tengan aceite, ya que tapan los poros y eso agrava el problema.

 

6. Cuando te pruebes la base hacelo al rayo de la luz natural.

 

7. Si tu piel es seca evitá las bases en polvo compacto, y recordá siempre hidratarte antes de colocar la base.

 

8. Si tenés piel madura evita las bases pesadas ya que hacen a las arrugas más notables.

 

9. Si querés que la base te dure todo el día sin correrse debés aplicar un polvo compacto del mismo color de la base o uno translúcido.

 

nerea-angioma2

 



Siguiente Noticia Se viene el 2º Congreso de Guardianes Ambientales

Noticia Anterior Maratón Ciudad de Mar del Plata: Amplían el cupo de participantes, triplicando la cantidad de corredores del año anterior

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario