Se trata de DOMO que tenía permiso para desempeñarse como Restaurante/Bar, pero en los últimos años recibió más de veinte actas de infracción por desarrollar actividades de baile.

 

El comercio había sido habilitado hace ya muchos años tomando gran notoriedad a partir del 2008 y acumulando sus titulares desde esa fecha varias actas de constatación por la violación a diferentes normas vigentes, mostrando sus propietarios una conducta reprochable.

 

Además, el incumplimiento también abarca aspectos impositivos y tributarios, ya que la firma tenía una importante deuda en concepto por Tasa de Inspección de Seguridad e Higiene cuya suma supera los 50 mil pesos.

 

Al respecto, el subsecretario de Control, Adrián Alveolite, manifestó que “a lo largo de los últimos años resultaron ser de público conocimiento las permanentes denuncias de vecinos de la zona Alem nucleadas en la Asociación Vecinal Alem sobre los distintos inconvenientes que ocasionaron en el medio urbano, la actividad nocturna de locales gastronómicos de diferentes clases que brindaban una oferta de nocturnidad en el corredor Alem”.

 

En ese marco había tomado intervención la citada Asociación Vecinal como la Defensoría del Pueblo Municipal y la de la Nación (actuación 2135).

 

Alveolite recordó que “es política de este Ejecutivo Municipal tutelar valores públicos como la seguridad, la salubridad, la higiene y/o la tranquilidad de los vecinos y en los últimos años, desde su habilitación, el establecimiento mencionado ha transgredido varias veces las normas municipales que rigen su funcionamiento.”

 

Por otro lado, Alveolite manifestó que “se está en un proceso de jerarquización y revalorización de la zona y en donde en los últimos años hemos logrado recomponer la relación con los vecinos y el cuidado de los aspectos relacionados con el cuidado de valores públicos fundamentales, sin perjudicar la oferta nocturna para los jóvenes que ha migrado a lugares aptos para su desarrollo.”

 

En el orden de lo antes dispuesto, la Dirección General de Inspección General a través de la Dirección de Nocturnidad y Ruidos Molestos ha constatado diferentes infracciones a las normas que regulan la seguridad, la salubridad y la higiene resultando ello causas firmes para la revocatoria de la habilitación.

 

“En los antecedentes que se detallaron, el establecimiento ha violado reiteradamente las normativas que procuran tutelar valores públicos como la seguridad, la salubridad, la higiene y la tranquilidad pública; así como la lealtad comercial”, sostuvo Alveolite.

 

Por último, Adrián Alveolite manifestó que “las situaciones como las aquí explicitadas no pueden ser admitidas ni toleradas por la administración municipal,  la que debe propender en todo momento a la salvaguarda del interés general de la comunidad y la tutela de la seguridad pública.”

 



Siguiente Noticia Aiello disertó sobre Deporte y Encierro en la Feria del Libro

Noticia Anterior Alta gama y tecnología, distinguen al Citröen C4 Lounge

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario