La Iglesia Catedral se vistió de fiesta, ya que junto a toda la ciudad y la diócesis homenajeó a su patrona, Santa Cecilia.

 

El obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, concelebró la eucaristía con el párroco y vicario de la diócesis, presbítero Gabriel Mestre, y a una decena de sacerdotes. También participaron autoridades civiles y de las fuerzas de seguridad y una multitud de fieles que se congregó en la misa.

 

“En nuestra santa contemplamos a una mujer ejemplar para nuestra fe por su martirio y poderosa en su intercesión ante Jesucristo, por quien no vaciló en dar el supremo testimonio de fidelidad”, expresó monseñor Marino al iniciar su homilía y consideró que fue el martirio, el secreto de la primitiva expansión del cristianismo.

 

“En palabras del papa Juan Pablo II: la Iglesia del primer milenio nació de la sangre de los mártires (…). Los hechos históricos ligados a la figura de Constantino el Grande nunca habrían podido garantizar un desarrollo de la Iglesia como el verificado en el primer milenio, si no hubiera sido por aquella siembra de mártires y por aquel patrimonio de santidad que caracterizaron a las primeras generaciones cristianas”, destacó el obispo.

 

Posteriormente, el prelado, llamó a todos los fieles, “con los mártires de todos los tiempos y con los héroes anónimos de hoy, debemos recuperar nuestra vocación de testigos valientes del Evangelio de Jesús. Debemos anunciar la verdad que nos hace libres. Debemos hablar de lo que otros callan o juzgan sin interés. Esto nos va exponer más de una vez a la crítica y a la contradicción del mundo”.

 

Finalmente, haciendo alusión al cierre del año de la fe, que será el próximo 24 de noviembre en toda la Iglesia Católica, manifestó, “lo impulsado a lo largo de este año no ha de quedar como iniciativa puntual. Queremos comprometernos en la misión permanente, actuando así los compromisos adquiridos por los sacramentos del Bautismo y de la Confirmación. Queremos continuar nuestro empeño de salir a todos los caminos, a todas nuestras periferias geográficas y existenciales, para anunciar el gozo del Evangelio”.

 

Luego de la misa y por ser Santa Cecilia, también, patrona de la música, la Orquesta Sinfónica de la Prefectura Naval, brindó un concierto libre y gratuito en el templo, que pudo ser disfrutado por una gran multitud.

 

“Al ritmo de la fe por la integración”

 

En el marco de los festejos en honor a la patrona de la música, el próximo sábado 23, se realizará una propuesta de música bajo el lema “Al ritmo de la fe por la integración”, convocando especialmente a todas las personas con diversidad funcional, a sus familiares y amigos, adelantándose al día internacional de las personas con discapacidad.

 

La propuesta comenzará a las 14.30, desde la esquina de Hipólito Yrigoyen y San Martín donde se realizará un gesto de compartir un “abrazo fraterno” y luego se avanzará hasta las escalinatas de la Catedral, donde se presentará el Coro Namasté, la Frater Mar del Plata, y el coro de señas “Manos sin fronteras”.  También participa en la organización “La Casa del Encuentro, pre comunidades Arca”;  que en estos días está lanzando la revista “Diferentes pero iguales”.

 

“Queremos con nuestra gesto y presencia, responder al llamado del papa Francisco, de ir al encuentro de nuestros hermanos, de salir al prójimo, porque el encuentro con otro multiplica la capacidad del amor”, remarcó Alejandra Campana, directora del Coro Namasté y miembro de la “Casa del Encuentro”.



Siguiente Noticia Mar Chiquita, oficialmente en temporada

Noticia Anterior Quilmes y una derrota en el sur

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario