De acuerdo al informe mensual relevado por el Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, la actividad inmobiliaria en territorio bonaerense registró una caída del 5,6 por ciento durante octubre.

 

“Hasta que no se recupere la previsibilidad y confianza que caracterizó al mercado inmobiliario en los últimos 40 años, no podemos ser optimistas en la recuperación del sector”, sostuvo el titular del Colegio de Escribanos bonaerense.

 

Cabe destacar que, el sector sufre un proceso de retracción que asciende a 20 meses.

 

Durante octubre, se escrituraron 9.722 operaciones inmobiliarias, 573 menos que durante el mismo mes de 2012, en el que se habían relevado 10.295 actos escriturarios.

 

Cabe destacar que, comparando los resultados de octubre de 2013 con los del mismo mes de 2011 -antes de que se establecieran las nuevas disposiciones cambiarias que rigen la actividad-, la caída de las operaciones supera el 20 por ciento.

 

La caída en el acumulado interanual se sostiene. Entre enero y octubre de este año se concertaron 78.943 operaciones inmobiliarias, un 13,4 por ciento menos (11.196 operaciones) que lo acumulado durante el mismo período de 2012, en el que se habían registrado 90.139 actos escriturarios. Si se compara el acumulado 2013 con el de 2011 (103.250 actos escriturarios), la caída de las operaciones alcanza el 23,5 por ciento.

 

El notario Jorge Mateo, presidente del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, analizó la actualidad del sector: “Más allá de que el proceso de retracción, que lleva 20 meses, está repercutiendo negativamente en cada uno de los eslabones que interactúan en el sector, venimos observando con preocupación que el mercado inmobiliario ha perdido sus valores comerciales de referencia, por lo que se encuentra operando a ciegas, sin reglas claras que propicien el normal desarrollo de la actividad”.

 

“Si no fuera por las operaciones de años anteriores -siguió Mateo-, de edificios que estaban en pozo y que fueron escriturados una vez finalizada su construcción, la caída de la compraventa inmobiliaria sería mucho más notoria. Si releváramos únicamente las escrituras de operaciones inmediatas, estaríamos hablando de una caída mayor al  50 por ciento, con relación a operaciones de años anteriores. Este es el clima que se vive en las escribanías bonaerenses”.



Siguiente Noticia Mar del Plata será sede de la Copa Davis en el 2014

Noticia Anterior Llega la 2ª Expo “Amarmijardín” en la Plaza del Agua

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario