Una mujer de 63 años fue asesinada de 57 puñaladas en su casa de Mar del Plata y, tras descartar el móvil del robo, los investigadores sospechan que la víctima tenía relación con el o los homicidas.

 

El hecho se registró en una casa de calle Guiraldes 2465, en el barrio Punta Mogotes, donde Mónica Moya (63), quien vivía sola, fue sorprendida por uno o dos personas que la asesinaron de 57 puñaladas.

 

La fiscal María Isabel Sánchez intervino en el caso y descartó el móvil del robo al señalar que “no hay que enmarcarlo en un hecho de inseguridad al voleo, por las heridas que presentaba, sino que estamos hablando de gente que conocía y a las que ella les habría permitido el ingreso a la vivienda”.

 

En ese sentido, Sánchez explicó que la víctima “recibió 57 heridas de arma blanca, múltiples heridas en la zona frontal, algunas en la zona posterior del cuerpo y varias heridas en su brazos y manos, además de un golpe en la zona de la nariz que le produjo una fractura”.

 

La fiscal consideró que debido a la gravedad de la lesiones “probablemente actuaron dos personas” en el ataque y aclaró que la víctima “no tenía problemas con nadie, no había desorden en la casa, no faltaban cosas de valor y no manejaba grandes sumas de dinero como para decir que el crimen fue por un robo”.

 

En el lugar se hallaron un televisor LCD, un teléfono celular, un equipo de música y la billetera de la mujer, entre otros elementos de valor.

 

También intervienen en la investigación personal de la comisaría quinta, de la Policía Científica y el jefe Departamental, Darío Ibáñez.



Siguiente Noticia Sin actividad administrativa municipal hasta el martes 26

Noticia Anterior Cultura presentará un proyecto para impedir la demolición de “La Cuadrada”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario