A raíz que este miércoles Alvarado jugará como local en el estadio mundialista y teniendo como antecedente lo ocurrido el último domingo con un grupo de hinchas que agredió a choferes y dañó unidades, desde la Jefatura Departamental de policía confirmaron que se adoptarán una serie de medidas de prevención que garantice el normal desarrollo del servicio de transporte público de pasajeros.

 

Estas medidas surgieron luego de una reunión mantenida con la cúpula de la UTA Mar del Plata, que exigieron garantías cada vez que juegue Alvarado o Aldosivi como local.

 

Cabe recordar que, el pasado domingo choferes fueron golpeados, amenazados con armas de fuego y se produjeron destrozos dentro de las unidades, los cuales fueron protagonizados por un grupo de individuos identificados con los colores de Alvarado.

 

Por esta razón, una vez finalizado el partido decidieron suspender el servicio durante dos horas de las líneas 563, 552, 542 y 555.

 

Cabe señalar que no se trató de un episodio aislado, ya que desde la UTA habían advertido de este tipo de hechos en reiteradas ocasiones y anteriormente habían amenazado con paralizar el servicio si no se brindaban garantías por parte del municipio y las autoridades policiales.

 

En aquella oportunidad se adoptaron algunas acciones preventivas pero no perduraron en el tiempo y este fin de semana, volvieron a repetirse los hechos de violencia, agravados por la agresión física y el uso de armas de fuego.

 

Desde la UTA no descartan volver a interrumpir el servicio si la policía no brinda las garantías que permita a los choferes realizar la actividad con normalidad.



Siguiente Noticia Hay preocupación por la gente que empezó a armarse

Noticia Anterior Familiares de ambientalistas viajarán a Rusia

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario