El Ministerio Público Fiscal de la Nación informó que comenzó el juicio al empresario Antonio Toledo -uno de los propietarios de la cadena de Supermercados Toledo S.A., que cuenta con más de 40 locales en la costa atlántica-, acusado de presunta estafa procesal.

 

El imputado presentó el 1° de marzo de 2002 un pedido de amparo, reclamando la devolución en dólares o su equivalente de los depósitos efectuados en el Banco Francés, y atrapados en el “corralito”, omitiendo que eran prenda o garantía de créditos que había suscripto en la misma entidad.

 

Al mismo tiempo, Toledo reclamó ante el Juzgado Federal N°2 de Mar del Plata la pesificación de la deuda que había sustraído.

 

De este modo, obtuvo una medida cautelar el 8 de abril de aquel año, que ordenaba al banco transferirle los fondos depositados en tres plazos fijos por más de 4 millones de dólares, de acuerdo con la cotización de la moneda estadounidense en el Banco Nación al momento de la diligencia.

 

La reconversión de la deuda tuvo lugar el 12 de abril y ese día la cotización era de 2,85 pesos por cada dólar, con lo cual Toledo logró la devolución de más de 12 millones de pesos en perjuicio del Banco Francés, al que le abonó deudas contraídas en dólares a razón de un peso un dólar por un total de 7,3 millones.

 

El entonces fiscal federal subrogante, a cargo de la Fiscalía Federal N° 1 de Mar de Plata, Claudio Rodolfo Kishimoto, calificó al hecho como de “estafa procesal”.

 

Eso se da cuando “una de las partes del juicio engaña al juez, mediante el uso de un fraude, y logra así una decisión dispositiva de propiedad perjudicial para la contraparte o para un tercero”.

 

Kishimoto requirió entonces la elevación a juicio del empresario, ante el Juzgado Federal N°1, a cargo del magistrado Alejandro Augusto Castellanos.

 

Finalmente, la Justicia convalidó el pedido del fiscal, y en esta etapa del proceso judicial Daniel Adler, Fiscal General de Mar del Plata, representará al Ministerio Público.

 

La cadena de supermercados Toledo opera 37 locales en Mar del Plata y el resto en Miramar, Necochea, Batán y Pinamar. Emplea a 2 mil trabajadores y cuenta con plantas procesadoras de alimentos, que abastecen a la red y exportan a 25 países.

 

Télam



Siguiente Noticia Café inclusivo en el CEMA

Noticia Anterior Piden desalojo y refacción de un edificio municipal en riesgo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario